entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Vuelven las clases al aula con grupos reducidos y expectativa por la aplicación del protocolo

Los primeros en regresar a la presencialidad serán los últimos años de cada nivel. Los grupos rotarán para combinar el aula con el Zoom. Mucho hincapié en el pedido de que las comunidades educativas respeten las medidas sanitarias. La norma incluye qué hacer ante un caso confirmado en una escuela.

Hoy vuelve el dictado de clases presenciales en las escuelas de Chubut, tras el acuerdo de Nación y de Provincia con los sindicatos docentes. Por la obligación de aplicar protocolos, no será un regreso habitual: no volverán todos sino que los primeros en regresar a las aulas serán los alumnos de los últimos años de cada ciclo y lo harán en grupos reducidos. No estarán todos juntos en el espacio áulico ya que combinarán la presencialidad con las clases virtuales. Para lograrlo deberán rotar.

Todo este escenario, con un fuerte hincapié en la desinfección y en la responsabilidad de la comunidad educativa en respetar el distanciamiento y el uso del tapabocas y del uso del alcohol en gel para minimizar las chances de contagio. Cada escuela deberá acoplar las normas que se consensuaron de acuerdo a su matrícula y a sus condiciones edilicias.

Qué hacer

En este marco, el protocolo del Ministerio de Educación incluye un capítulo concentrado en cómo actuar ante la presencia de un caso de Covid-19 en las aula.

El Protocolo contempla la actuación ante la confirmación de un caso o de un contacto estrecho confirmado de cualquier persona que haya estado dentro del establecimiento educativo. Y explica cómo proceder y los mecanismos de comunicación ante esta situación.

En primer lugar, no se permitirá el ingreso a las escuelas de ninguna persona que presente síntomas del Covid-19: cansancio, tos seca, pérdida de gusto u olfato, fiebre, vómitos, diarrea, cefalea y otros que sean considerados por el Ministerio de Salud. Cada establecimiento exigirá la presentación de una declaración jurada de cada familia, que exprese la ausencia de síntomas.

Ante la presencia de uno de los síntomas durante las clases, se prevé que sea el director, vicedirector, secretario o docente quien se comunique con: padres, tutores o encargados del estudiante, familiares de los docentes o del personal auxiliar afectado. Paralelamente, se comunicará al Sistema de Emergencias de Salud local: teléfono 0800-222-2676 (CORO).

Se aislará a quienes presenten síntomas en un espacio destinado para tal fin. Un personal docente designado estará atento a la persona aislada, brindándole tranquilidad y confianza hasta que arribe personal sanitario.

Si el “caso sospechoso” es un estudiante, la docente a cargo continuará trabajando con el grupo.

A partir de la presencia de un caso sospechoso o confirmado, se asegurará el respeto de la confidencialidad de la información médica frente a las situaciones epidemiológicas por las cuales docentes y estudiantes podrían no asistir a la escuela. Y en todos los casos no se computarán las inasistencias a los estudiantes.

En este sentido, se plantean distintos escenarios que pueden darse en la escuela:

Si un estudiante comienza con síntomas en el turno escolar, deberá ser aislado, dar aviso a la familia y llamar al 0800-222-2676 (CORO), donde se tomarán datos de los familiares convivientes.

Todo miembro de la comunidad educativa que haya tenido contacto por más de 15 minutos, deberá aislarse hasta confirmar o descartar el caso. En caso de confirmarse, deberán mantener el aislamiento social obligatorio por 10 días.

En caso que un estudiante deba permanecer en aislamiento por definirse como contacto estrecho: el resto del grupo deberá seguir concurriendo a clases. Se respetará la privacidad sobre por qué se produce el ausentismo.

Si el caso sospechoso o confirmado se verifica luego de haber culminado la jornada escolar, el equipo directivo deberá comunicar a los docentes que hayan estado en contacto por más de 15 minutos y comunicar a las familias del resto de los estudiantes la no asistencia a clases del día siguiente.

Ante la aparición de dos casos relacionados temporalmente (dentro de los 14 días en un grupo, o de tres casos relacionados temporalmente en la institución dentro de los 14 días aunque sean grupos diferentes), deberá realizarse una evaluación de la situación epidemiológica para identificar la posible transmisión intrainstitucional. La última instancia es el cierre temporal del establecimiento.