entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Una discusión entre familiares terminó con un incendio y con un joven muerto

El individuo fallecido tenía 24 años y fue identificado como Lucas Orellano. Presentó quemaduras en varias partes del cuerpo luego de que otro sujeto rociara con líquido inflamable un quincho de una finca que incluso alcanzó a la humanidad de aquel. El aprehendido dio otra versión del hecho.

Cerca de las 23 del miércoles último personal de la comisaría distrito Segunda de Puerto Madryn conjuntamente con bomberos voluntarios intervino en un incendio de una vivienda ubicada en la calle Necocheaal 500 de esa ciudad.

Los servidores públicos se encontraron en el interior del inmueble con una persona que presentaba quemaduras en su cuerpo y que no tenía signos vitales. Todo se habría generado por una pelea previa donde el dueño de la casa prendió fuego un sector, denominado como quincho, y roció con combustible a la víctima.

Ruidos

El propietario, Mario Hueche, de la vivienda manifestó a los efectivos policiales haber escuchado ruido de la parte frontal de su inmueble donde se ubica el mencionado quincho y en el cual se constató la presencia de un hombre en su interior. Esta persona habría producido un foco ígneo y al gritarle se encerró con cadena y candado.

Cuando el móvil de los bomberos voluntarios arribó se procedió al corte de cadena y a la apertura de puerta de acceso, constatando que interior de inmueble se encuentra una persona con quemaduras en su cuerpo y sin signos vitales, el cual siendo las 23:11 es trasladado por personal del nosocomio local hacia el hospital zonal.

La persona fue identificada como Lucas Orellano, de 24 años, que no tenía signos vitales, razón por la cual se iniciaron las maniobras de reanimación.

Con el paso de los minutos se tomó conocimiento por testigos que Mario Hueche, propietario del inmueble, y la víctima habían mantenido una discusión y en donde el morador de la finca dio inicio al fuego e incluso arrojando líquido combustible inflamable en momentos que Orellano estaba en el interior del recinto.

En forma inmediata se procedió a la demora del propietario de la vivienda a razón del artículo 217 del Código Procesal Penal dispuesto por el fiscal madrynense Alex Williams. Asimismo, se efectuó una diligencia de inspección ocular junto a personal de Criminalística en el interior del espacio donde se generó el incendio y la tragedia.