entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Sastre recibió a las representantes de la Asociación Aprender a Volar para avanzar en el sueño de su sede propia

El Intendente se reunió con las referentes de la entidad que trabaja en asistencia directa a familias en las que hay personas con autismo, y sensibilización comunitaria sobre la problemática. Actualmente están trabajando con 50 familias y desarrollando tres actividades semanales

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, recibió a los representantes de la asociación civil Aprender a Volar, con el objetivo de avanzar en distintas iniciativas y desde el Municipio se desarrollarán las gestiones necesarias para que puedan contar con un espacio para construir su sede propia.

En el encuentro se precisó que la entidad está trabajando con 50 familias y desarrollando tres actividades semanales. Puntualmente, los sábados se hacen juegos en la Escuela N°520; los lunes, prácticas de pileta en el Club Ferro y también realizan acciones de socialización con adolescentes en el cine, playa y demás lugares. No obstante, cabe precisar que actualmente están supeditados a las medidas dispuestas por la situación epidemiológica.

Para todas estas iniciativas, desde el Ejecutivo se dispuso que docentes municipales presten colaboración para el desarrollo de las actividades. Al respecto, desde Aprender a Volar agradecieron la predisposición y afirmaron que “es muy importante contar con el respaldo y acompañamiento constante de la Municipalidad”.

Respaldo constante

Por su parte, el Intendente remarcó: “Las labores de esta asociación civil son más que destacables y nosotros estamos obligados a apoyarlos. Ahora tenemos que ir por el sueño de la casa propia y trabajaremos para ello. No tenemos dudas de que desde el Municipio tenemos que caminar a la par de quienes ayudan para que tengamos una ciudad más justa”.

Además, Sastre dijo: “Siempre trabajamos para mejorar la calidad de vida de cada uno de los madrynenses. Es por ello que debemos acompañar a quienes desarrollan espacios para que esto ocurra y, en lo que podamos acompañar, lo haremos. La ciudad se construye entre todos y con todos, y desde el Municipio estaremos junto a los vecinos que buscan modificar situaciones adversas y convertirlas en nuevas oportunidades”.

Aprender a Volar

Puntualmente, Aprender a Volar es una asociación civil conformada por familias madrynenses en el año 2015. El objetivo del espacio es concientizar a la comunidad sobre el autismo y otros trastornos del neurodesarrollo.

Para ello, están trabajando en distintos ejes como el acompañamiento a las familias; gestionar para la detección temprana; la inclusión educativa, laboral, social y cultural; el acceso a la salud y a la justicia; capacitaciones a familias, profesionales y agentes del ámbito educativo y sanitaria, haciendo énfasis en las personas que se encuentran en un mayor estado de vulnerabilidad.