entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Sastre le pidió al titular de Servicoop que “trabaje con seriedad” y “no le falte el respeto a la gente”

Un capítulo más se escribió de la historia de desencuentros entre el municipio de Puerto Madryn y Servicoop. En este caso por la interrupción en el servicio eléctrico a un centenar de familias del barrio Malvinas, zona de asentamientos, que derivó en la presencia del intendente Gustavo Sastre en el lugar dialogando con los vecinos e intentando dialogar con las autoridades de la prestadora. Como el teléfono no respondía el jefe comunal tomó la decisión de trasladarse junto a la Secretaria de Desarrollo Urbano hasta el domicilio particular de Diego Barquín, presidente del consejo de administración, para buscar las respuestas sobre las razones que motivaron el corte de las conexiones. Gustavo Sastre defendió la decisión de concurrir hasta el propio domicilio del presidente del consejo de administración de Servicoop porque “eran más de 100 familias. Nosotros estamos para dar respuesta y si llamo por teléfono y no me atienden, si llamo a la guardia y no me atienden, si como intendente busco soluciones y nos las tengo, las voy a buscar de la manera que sean”.

El jefe comunal recordó que “muchas veces se caminan los barrios buscando el acompañamiento de la gente pero en estas situaciones, donde no estamos en campaña pero donde las obligaciones son mayores, tenemos que estar al lado de la gente. No para acompañarlos si no para buscar soluciones”.

Sastre afirmó que quienes están al frente de Servicoop asumieron un compromiso y “deben venir a responder” agregando que “faltarle el respeto a la gente, conmigo, no tendrán lugar”. El titular del poder concedente reiteró que “el vaso viene chorreando hace bastante tiempo y ya rebalsó hace tiempo” en referencia a la situación que se vive con la prestadora. En este contexto, pidió que se trabaje con “seriedad” porque “acá hay muchas familias a las que hay que darles respuesta. En mí no estaba la solución pero sentía y tenía la necesidad de estar cerca e ir a gestionar porque a ellos no les daban importancia. A mí tampoco me la dieron y por eso decidí ir a buscar la solución donde tenía que ir y tampoco llegó”.

Las críticas para la conducción de Servicoop fueron creciendo al punto de pedirles que “sean serios. Soy una persona que me molesta muchísimo las injusticias y tienen 0 empatía, 0 responsabilidad”. Asimismo, Sastre, aseguró que “se cansaron de mentirle a la gente, se cansaron de prometerle cosas que no podían llevarlo adelante y han llevado –prácticamente- a la quiebra a una cooperativa que era modelo en la Patagonia, con un déficit diario que nunca se vio, sin respuesta a los vecinos y con los servicios colapsando a diario. A dónde vamos a llegar, qué momento le quieren hacer vivir a la ciudad de Puerto Madryn. Querían la conducción de la cooperativa y la obtuvieron mintiendo”.