entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Sanciones por participar de fiestas clandestinas

El Orden del Día del Concejo Deliberante de Puerto Madryn preveía la aprobación unánime del despacho para aplicar sanciones con “Trabajo comunitario” a los asistentes a fiestas clandestinas, por violar las medidas sanitarias.

Pero cambios introducidos a último momento incidieron para que los tres ediles del Frente Patriótico Chubutense se abstuvieran. Es que no hubo un dictamen legal que convalidara la propuesta, ante la duda de que no sea una “duplicación, sustitución o violación del DNU”.

La ordenanza faculta al Ejecutivo Municipal, la Policía provincial y federal, Prefectura y Gendarmería Nacional a efectuar acta de con imposición de multa de entre 1.500 y 2500 módulos B conforme a la gravedad y reincidencia, a determinar por el Tribunal de Faltas, a toda persona que concurra. El módulo está fijado en 37 pesos, es decir que la sanción más alta llegaría a los 92.500 pesos. La multa no tendrá facilidades de pago.

Si el infractor lo pide, “se podrá sustituir por única vez el pago mediante la realización de Trabajo Comunitario en establecimientos asistenciales, educativos, parques, paseos, dependencias oficiales y otras instituciones de bien público a efectos de su conservación, funcionamiento, o la ampliación de dichos establecimientos, excepto juzgados y dependencias policiales”. Serán 10 a 15 horas según el lugar de trabajo. La autoridad de aplicación fijará el lugar y el horario. Si infractor no cumple deberá pagar la multa original. Y si es menor, la responsabilidad y el cumplimiento de la sanción recaerá sobre los padres, madres, tutores o representantes legales.

El momento más álgido fue la alocución de la edil opositora Alejandra Concina, superando el tiempo permitido, conforme a un acuerdo de los presidentes de bloques debido a la pandemia. Cuando la viceintendenta Noelia Corvalán se lo marcó, Concina dejó en claro que iba a continuar sin considerar las advertencias.

Eso encrespó a Dardo Petroli, presidente del bloque oficialista, que desde su banca le lanzó “es una irresponsabilidad” y mocionando que se le corte el micrófono.

“Censura”

La integrante del Frente Patriótico redobló su posición al afirmar “es censura con todas las letras; si les importa la pandemia, lo disimulan bastante bien”. Petroli dejó su banca y se fue del recinto mientras de fondo se oía a Concina: “Es una falta de respeto y censura. Soy la voz de los ciudadanos que nos votaron y dura más de 5 minutos”.

La situación se encauzó pero cuando Sandra Mancilla, presidenta del bloque del Frente Patriótico Chubutense, utilizó la Hora de Preferencia y reafirmó que lo sucedido era “censura”, el bloque oficialista se levantó y se fue dejando sin quórum la sesión.

Luego de 10 minutos todos retornaron al recinto, con los ánimos más calmados.