entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Retuvieron a dos ministros en Rawson y crece la tensión con la Policía

El titular de Gobierno, José Grazzini, y el de Economía, Oscar Antonena, llegaron a la Jefatura para negociar con el Consejo de Bienestar. Pero un grupo más intransigente no los dejó salir. Por ahora hubo rechazo a todas las ofertas oficiales.

Entre cánticos in crescendo, bombos y quema de cubiertas, anoche seguía el acampe de policías retirados y activos en la sede de la Jefatura en Rawson luego de los sucesivos fracasos en la negociación salarial con el Consejo de Bienestar Policial. Ya sin la presencia de los ministros de Gobierno, José María Grazzini, y de Economía, Oscar Antonena, y con el gobernador Mariano Arcioni fuera de la provincia, reclamaban la mediación del vicegobernador Ricardo Sastre. Se especulaba con un nuevo encuentro hoy a las 11.

El momento de máxima tensión en la tarde de ayer se vivió cuando un grupo de efectivos policiales de civil, más otros que se identifican como policías retirados y muchos familiares, se agolparon a las puertas de la sede de la fuerza.

El reclamo y la negociación salarial que desde hace varios días vienen manteniendo muchos efectivos de toda la provincia incluyó marchas en varias ciudades y una retención de servicios realizada el jueves.

Los ministros Grazzini y Antonena llegaron alrededor de las 13 a la Jefatura para mantener la reunión pactada con integrantes del Consejo, el virtual “sindicato” de policías.

Pero la reunión, según la versión de los policías, no arrojó ninguna conclusión ni acuerdo, por lo cual se cerró un acta en el que quedó claro el rechazo a la oferta del Gobierno provincial. Según Claudio López, del Consejo de Bienestar Policial, “la oferta de Provincia no es nada nuevo, es más de lo mismo”, señaló a Cadena Tiempo.

“Nosotros pedimos incorporar 10.000 pesos al Básico y que nos paguen las cláusulas gatillo que nos adeudan, lo cual significa llevar el sueldo de un agente de unos 43 mil pesos a poco más de 60 mil. Y la gente no aceptó y yo estoy preocupado porque esto es difícil de parar”, advirtió.

La situación se agravó cuando los ministros Grazzini y Antonena intentaron salir y un grupo de personas se lo impidió, quedando retenidos en el interior de la Jefatura. Sólo pudieron salir con la custodia del jefe de la fuerza, Miguel Gómez.

López alertó en la entrevista con Cadena Tiempo que “llamaron a los grupos especiales, lo que significa que esto se puede poner mal, hay muchas mujeres con niños y los policías no van a permitir que toquen a su familia”.

El dato sobre una presunta intervención del GEOP para desbaratar el piquete policial que impide la salida de los ministros no fue confirmado ni desmentido por ninguna autoridad provincial ni policial.

Al cierre de esta edición había varias hipótesis abiertas en el campamento de Jefatura: desde el corte de rutas hasta la toma del edificio. El reclamo común, sí, era la aparición de algún funcionario del Ejecutivo.