entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Protesta e incidentes en Casa de Gobierno de Chubut en medio del acampe de estatales

Ante el reclamo de los trabajadores, que esperan desde la noche del lunes en Rawson, por una reunión con el gobernador y funcionarios para que den respuestas sobre el pago de salarios adeudados, se desataron incidentes que terminaron con gas pimienta y pedradas. En el interior de Casa de Gobierno hay una fuerte presencia policial.

Cerca de las 11.30 horas de este martes, se registraron incidentes afuera de la Casa de Gobierno en Rawson, donde los trabajadores estatales de Chubut se encuentran con una vigilia pidiendo una reunión urgente con las autoridades en el marco del reclamo de salarios adeudados.

Todo comenzó cuando se retiró el jefe de la Policía del Chubut, y la puerta de ingreso no se alcanzó a cerrar, en ese momento Carlos Sepúlveda, secretario general del Sindicato de Salud Pública (Sisap) puso su pie en la puerta y desde el interior la cerraron con violencia, lastimándolo. “Le puse el pie para decirle que queríamos hablar con el gobernador, de adentro me apretaron el pie con la puerta. Me están poniendo hielo pero está muy hinchado”, manifestó Sepúlveda a ADNSUR.

Esto desató una discusión que terminó con incidentes. Quedó destruida parte de la puerta de ingreso al edificio. La policía arrojó gas pimienta y los trabajadores lanzaron piedras. “Me duele mucho la garganta. Estábamos esperando la puerta, nos tiraron un matafuego y un gas lacrimógeno”, manifestó Noelia Domenez Fernández, delegada del Sisap.

Mientras tanto, la policía e Infantería envió al personal que estaba en el interior de Casa de Gobierno adentro de las oficinas y luego las hicieron retirarse a sus casas, por la puerta trasera.

Fernández aclaró que se pidió listado con DNI de los representantes de los gremios que iban a ingresar para una posible reunión, pero hasta el momento no hubo respuestas “reprimir en esta circunstancias, no tienen vergüenza”, dijo.

Por su parte, Ángel Sierra, dirigente de PAEL, dijo que “estamos en la puerta esperando a ver si se van a dignar a recibirnos, no entremos en el juego de ellos, quieren que nos saquen cagando (sic). Ellos lastimaron a un compañero de trabajo, haciendo lo que hicieron, no vinimos a destruir”. Y pidió mantener la calma en medio de gritos de los trabajadores.

Fuente: ADN Sur