entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Maderna se tomó licencia y dejó a Yauhar a cargo de la Intendencia, incumpliendo con la Carta Orgánica

Al parecer desgastado por la presión de las últimas semanas y las propias exigencias que imprime conducir la Intendencia, el jefe político de Trelew, Adrián Maderna, se licenció por 15 días. Y sentó al secretario de Coordinación de Gabinete, Norberto Yauhar, en el sillón principal de Rivadavia 390. Cierto es que ambos incurrieron en una falta institucional seria: incumplieron el Artículo 25 de la Carta Orgánica municipal, que fija pautas a respetar ante la ausencia del mandatario municipal.

Maderna se tomó licencia y dejó a Yauhar a cargo de la Intendencia, incumpliendo con la Carta Orgánica
El articulado mencionado referencia que «en caso de ausencia temporaria superior a 10 días o suspensión del intendente municipal, las funciones de su cargo serán desempeñadas por el primer concejal de su mismo partido o agrupación. En caso de que no se cuente con concejales del mismo partido o agrupación, asumirá el presidente del Concejo Deliberante».

Seguramente Maderna tendrá sus motivos para no confiar en Juan Aguilar, presidente del cuerpo, y quien además abraza los mismos principios políticos. Es que hubiese sido oportuno y legítimo para el intendente recurrir al joven licenciado para su reemplazo, en virtud además de que el Concejo Deliberante ya ingresó en un largo letargo hasta marzo.

La última aparición pública de Maderna fue el 24 de diciembre. La tarde previa a la Nochebuena alzó las copas con parte de su extenso equipo de colaboradores, sólo un grupo reducido de personas pudo participar de ese convite navideño. Después de esa imagen, el intendente se desconectó de la intensa tarea diaria.
Lógicamente, es natural que un dirigente que administra una ciudad cuya población supera los 100 mil habitantes, descanse unos días. Sin embargo, no estuvieron ausentes los interrogantes acerca de si era oportuno hacerlo, a raíz de los últimos acontecimientos violentos registrados en Trelew.

Cierto es que deberá atender los criterios institucionales que impone la Carta Orgánica, a fin de evitar algunas improcedencias.