entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Instalarán un software que controla el presentismo en Educación

Costó $ 150 millones y ya funciona en pruebas piloto en varias escuelas. El proyecto incluye colocar lectores biométricos para que las escuelas ya no deban hacer cargas manuales de las novedades. El Gobierno asegura que habrá un ahorro millonario al eliminar las “mañas” de muchos docentes.

El Gobierno provincial avanza de manera decidida en la implementación de un sistema de digitalización de toda la información e historia laboral de los docentes y auxiliares del sistema educativo chubutense.
El software que se adquirió permite un seguimiento del presentismo y de las licencias del personal en tiempo casi real. Por eso, el próximo paso será la colocación de lectores biométricos en las escuelas para el control del presentismo.

Quienes conocen el paño dicen que las viejas “mañas” de muchos docentes quedarán expuestas con este nuevo software y anticipan quejas y trabas para su implementación. Por otro lado, la mayoría de los docentes y auxiliares que cumplen con sus obligaciones ven con buenos ojos que se pongan límites a los “vivos y vivas” que sacan ventaja de la ineficiencia del Ministerio de Educación para poder controlar aspectos básicos.

Aseguran que este nuevo método permitirá agilizar trámites que hoy son manuales y en papel, como la jubilación. Lo que se requiere es una conexión a Internet, que en no todos los establecimientos funcionan. El costo de adquisición de este sistema fue de $ 150 millones.

Ya se avanza en la conexión de todas las escuelas de la provincia, como también del resto de dependencias del Ministerio al software que permite tener los legajos e historial de docentes y auxiliares en forma digital. Se trabaja en él desde hace dos años.

El secretario de Modernización del Estado, Sergio De Cicco, confirmó que es un software “que se utiliza en varias provincias como Buenos Aires, Corrientes, Misiones, San Juan y Mendoza; hace el control de toda la historia de docentes y auxiliares, por eso se llama de agentes de la educación, de todas las escuelas”.

“Es un software que va en cada escuela y controla desde el presentismo del docente, hasta toda su historia laboral, terminando con la información de liquidación de sueldos en Economía. Está incluida la Junta de Clasificación docente, la Junta de Designación, supervisiones, las propias escuelas. Ahí va a quedar toda la historia del docente y lo que permite, por ejemplo, es acelerar los tiempos de jubilaciones. También trabaja con licencias administrativas como médicas, que se producen a diario, incompatibilidades, todo lo que respecta a la historia del docente dentro de la Administración Pública”, detalló De Cicco.

Los docentes nuevos que se inscriban en la Junta de Clasificación, que es el primer paso, “ya van a estar dentro del sistema y todo el trabajo administrativo de clasificarlos, designarlos en las vacantes y la toma de servicios en las escuelas, será todo por sistema, no va a ser más por papel ni expediente, que demoran y retrasan ese tipo de trabajo”.

Los legajos completos de docentes y auxiliares serán digitalizados.
Otro adelanto tecnológico a implementar es el lector biométrico para control de asistencia del personal. Según aclaró De Cicco “en la escuela se hace el seguimiento manual del presentismo, pero esto va a terminar con un lector biométrico que se va a instalar en las escuelas para que sea mucho más simple y no haya carga manual”.

Para la adquisición del sistema se hizo un acuerdo marco con una asociación civil que trabaja en todo el país, hubo un acuerdo de la Legislatura que salió el 15 de marzo. “Veníamos trabajando en esto hace más de dos años, pero por la pandemia y los problemas económicos se retrasó aunque igualmente seguimos trabajando con pruebas piloto y está funcionando en este momento”. Como primera etapa, el sistema se está colocando en escuelas de nivel primario designadas.

El software “estará instalado en más de 400 lugares dentro de la provincia e incluye un año de gratuidad en los servidores de la nube de Google, para no tener un costo dentro del Estado un costo”.

Según De Cicco, “la complejidad de este software no la tiene ninguno patentado y este está patentado en EE.UU.; lo importante es que gracias a este control público que se va a tener, los problemas de liquidaciones, devoluciones y sobre todo el trabajo de licencias y suplencias, según un cálculo de mínima en menos de dos meses el software con funcionamiento pleno, se pagaría solo por los ahorros. Son importantes las cifras que se generan al tener el manejo en forma manual de casi el 50% de los empleados del Estado”.

Para que las escuelas puedan ingresar a la plataforma es necesario Internet. “En la Secretaría de Modernización estamos trabajando para llegar lo más rápido posible a todas las escuelas. Tenemos una cobertura arriba del 90% de las escuelas con Internet y estamos trabajando para llegar a completar todo este año ya que hay lugares más difíciles que otros. Mientras no tengan Internet esas escuelas van a continuar trabajando cargando datos desde otro lugar o desde las delegaciones administrativas, para cumplir con la obligación de usar el sistema”.