entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Garbarino no acercó propuestas de desvinculación y modificó oferta de continuidad laboral

La audiencia de partes entre la firma Garbarino y los integrantes del Sindicato de Empleados de Comercio no arrojó resultados positivos dado que la compañía no acercó ninguna propuesta para las 14 personas que se quedarán sin sus fuentes laborales. El jueves próximo habrá una nueva reunión donde se continuarán con las charlas con el fin de intentar destrabar los puntos en conflicto.

Durante la primera audiencia se había acordado que desde la compañía se iba a elaborar una propuesta para ser acercada a los empleados cuestión que no ocurrió. Cabe recordar que la representante legal de Garbarino había confirmado la pasada semana la decisión de cerrar su local comercial y reubicar a las personas.

La representante gremial Andrea Moyano lamentó la postura asumida por la firma porque “el representante de recursos humanos no se comunicó con ninguno de ellos pese a los días transcurridos para hacerle una propuesta formal”.

La situación es extremadamente grave porque no se les abonó los haberes de marzo donde solo se depositó el 25 por ciento de cada remuneración y, desde allí, proponer una forma de pago de 3 cuotas que cubriría el 75 por ciento restante de los haberes del mes pasado. En la reunión no hubo certezas sobre cómo se abonará el resto del dinero que se adeuda en materia de salarios.

La apoderada legal de Garbarino indicó que las 14 personas no estaban suspendidas sino que continuaban bajo la relación de dependencia que venía existiendo pero les aclaró que no hay un lugar físico donde cumplir su horario de trabajo.

En el marco de la audiencia desde el gremio se informó que ocho personas aceptan la propuesta de ser reubicado en la sucursal de Trelew, cumpliendo con una de las alternativas que la firma había esgrimido en la primera audiencia.

Moyano explicó que “la empresa aceptó el envío de los nombres de las personas que aceptaron la propuesta” aunque aclaró que “ahora no solo es para la sucursal de Trelew sino agregaron de Comodoro Rivadavia y de Bahía Blanca”.

Eso modifica sustancialmente el contexto de la propuesta por las distancias que se tienen y porque implicaría el desarraigo familiar para poder desempeñar las labores. Esto no cayó nada bien porque fue tomado como un obstáculo más para lograr la continuidad laboral con el fin de avanzarse en la desvinculación.

Para el resto de las personas se solicitaron propuestas para la desvinculación conforme al cierre del comercio, además de adelantarse que se iniciarían las acciones legales de rigor para estos casos.