entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

“Está acostumbrada a denuncias petarderas”

Luego de que la diputada provincial Leyla Lloyd Jones lo acusara de “hacer negocios”, el secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Trelew, Sebastián de la Vallina, se presentó en tribunales para vindicarse y que Fiscalía investigue la imputación que la legisladora hizo vía Twitter.

“Los actos que me endilga son absolutamente falsos, de ser ciertos podrían importar la comisión de delitos; la diputada deberá explicar sus dichos y en base ello se deberá analizar si no incurrió en el delito de omisión de denuncia”, dice su presentación.

De la Vallina recordó que el miércoles, en su cuenta de la red social, la diputada sostuvo: “No habrá cooperativas/monotributistas que lo harlan por menos?? Me parece que tenes cero capacidad de gestión y lo único que haces son negocios nada más @sebastiandelavallina @TWAMaderna”. Con este tuit, la legisladora opinó sobre un artículo periodístico en el cual el secretario adelantaba que el municipio demolerá Jaque Mate y costará más de $ 2 millones.

En su vindicación, De la Vallina explicó que esa demolición requiere personal y maquinaria especializados. “En ningún momento esbocé, ni podría haberlo hecho, que el encargado de realizar esos trabajos vaya a ser una empresa en particular, ni siquiera algún tipo de persona jurídica específica”.

De ser necesaria esa contratación debe hacerse –aseguró- respetando la normativa de compras y contrataciones. “Son procedimientos en los que la Secretaría tiene una injerencia tangencial y en los que no participo salvo en la firma final”.

En su presentación judicial, De la Vallina remarcó que “Jaque Mate” en su estado actual “provoca graves perjuicios y riesgo a los vecinos y que ello mereció actuaciones por organismos municipales, al menos, desde abril de 2021. Es una problemática real y de larga data y ya mantuvimos varias reuniones con la representación de los propietarios”. Ellos adelantaron que no pueden costear la demolición y por eso debería hacerlo el municipio.

En la nada

El secretario consideró que “la diputada `denunciante´ se encuentra acostumbrada verse involucrada en denuncias mediáticas y petarderas que quedan en la nada pero, más allá de la protección que le quepa como legisladora y el tratamiento que merecen los asuntos públicos con relación a la libertad de expresión, le corresponde dar cuenta de sus dichos y el Poder Judicial no puede permanecer inerte ante este tipo de acusaciones”.

“Aún cuando deba tolerar en alguna medida barbaridades como ésta en virtud de mi calidad de funcionario público, me asiste derecho a que se investiguen esos hechos para que se determine la existencia o no de un delito y en su caso mi participación”, señaló.

Además acotó en su presentación judicial que “asiste el mismo derecho a que se esclarezca la verdad a otros compañeros que participan en estas u otras acciones administrativas similares, así como a los empleados municipales que han tenido participación en los expedientes en los que, según se denuncia, habría existido algún manejo espurio”.

“Una acusación como la que liviana e irresponsablemente lanza la diputada no afecta sólo a mi buen nombre y honor sino que siembra un manto de dudas sobre toda la gestión (…) Probablemente quien jamás ha ocupado un espacio de gestión y posee tantos años en la pasividad de los cuerpos legislativos no conozca los pormenores de las tramitaciones y cómo se desarrollan esas gestiones”.

“Sorprende que se hable con tanta liviandad cuando sus más estrechos allegados se dedican en forma habitual a realizar obras de servicios, loteos, construcción, etcétera, por lo que no les resultan ajenos, del otro lado del mostrador, los trámites y formas de la gestión municipal”.

“Incluso –deslizó De la Vallina- hace relativamente poco tiempo la denunciante fue vinculada a una construcción y conexión de servicios irregulares (clandestinas) que habrían sido realizados por personas de su más estrecho entorno, a pesar de que registralmente se encontraba todo a nombre de un tercero (que fue quien pagó las consecuencias). Así las cosas, llama la atención que desconozca cómo funciona la administración municipal”.