entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

El fuego arrasó con más de 75 mil hectáreas y avanzó hacia zona de estancias

A última hora se detectó un foco activo acercándose rápidamente al casco de la estancia “El Mendiorio”. La Ruta N°2 a Puerto Pirámides había sido habilitada durante el día. Las condiciones climáticas fueron favorables para que los aviones hidrantes puedan trabajar sobre los focos.

El incendio al norte de Puerto Madryn había entrado en una fase de control gracias al trabajo de Bomberos Voluntarios y el equipo que trabaja en la emergencia, sin embargo a última hora el fuego se reactivó y se dirigía a una estancia.

Los cortafuegos realizados cerca del istmo Ameghino dieron un resultado positivo, calmó el viento y bajó la temperatura, lo cual modificó el escenario del lunes cuando las llamas se descontrolaron.

Ayer la voracidad de las llamas se aplacó, aunque el siniestro quemó más de 70 mil hectáreas desde su inicio el sábado 1 de enero. Lo dantesco del incendio solo permite asemejarlo al ocurrido a comienzos de siglo que comenzó en Punta Ninfas para culminar a pocos kilómetros de las Quintas del Mirador. El amanecer del martes permitió observar focos ígneos activos en cercanías del istmo Ameghino, pero con una merma importante en su intensidad.

Se realizó la cobertura de las zonas El Riacho Gales que permitieron resguardar las viviendas de los marisqueros y pescadores. Se hizo un extenso cortafuego entre cercanías al istmo que fue clave para detener el avance de las llamas y controlar la situación. El cortafuegos se posicionó entre el istmo, la Isla de los Pájaros y banquina de ruta 2 conformando una gran herradura.

Hubo otros cortafuegos para ampliar la línea de defensa contra el avance del fuego. Sobre Ruta 2 se priorizó la banquina para que no haya propagación hacia el sector de Golfo Nuevo. Ayer en horas de la mañana el personal recorrió la zona para verificar si había puntos calientes y, en particular, el sector de punta Quiroga porque se observaba una nube que no se identificaba si era humo, tierra o ceniza. “No se ven columnas de humo activas, pero hay mucho polvo en suspensión”, señaló el director de Defensa Civil, José Mazzei.

En la tarde comenzó una guardia de cenizas y se usaron los dos aviones hidrantes para enfriar el suelo y sofocar algún punto caliente activo. Según el último reporte oficial, un foco activo avanzaba hacia la estancia “El Mendiorio”, acrecentando la preocupación de los combatientes. Los incendios en la región del Riacho pasaron a ser focos secundarios y no revisten demasiado riesgo.