entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Chubut firmó con Nación un refinanciamiento de 700 millones de pesos

El gobernador Mariano Arcioni firmó en Buenos Aires con el secretario de Provincias y Municipios del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Alejandro Caldarelli, un refinanciamiento del Fondo Fiduciario por 700 millones de pesos.

El mismo favorece a Chubut porque reprograma la deuda en condiciones más beneficiosas, alivia sus compromisos de pagos para los próximos meses y le presenta un contexto económico con mejores perspectivas presupuestarias para el año próximo. “No es una ayuda económica sino que logramos un refinanciamiento de deuda con menos intereses”, remarcó Arcioni.

También firmó el convenio el director ejecutivo del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, Fabián Dall’o. Fue en la sede del Ministerio de Hacienda, frente a la Casa Rosada.

Arcioni indicó que “firmamos la adenda al Pacto Fiscal, después de duras negociaciones con el Gobierno Nacional, que finalmente cedió en temas muy importantes como los beneficios para los trabajadores en materia de impuesto a las ganancias, tarifas, subsidios y asignaciones familiares, entre otros. Se trata de derechos y beneficios muy importantes para Chubut y para la Patagonia”.

El gobernador destacó que “valió la pena mantener esta postura firme en las negociaciones, porque hemos obtenido importantes beneficios para la gente. El Gobierno Nacional se equivocó en su momento y hemos sabido reclamar y defender los intereses legítimos de nuestra provincia desde un lugar de fortaleza”.

“Entre todos tenemos que colaborar para le vaya bien al país, pero sin que se vulneren los derechos de Chubut”.

Arcioni subrayó que “nuestro espacio político definió una postura muy clara de oposición constructiva: criticamos las acciones negativas del Gobierno nacional pero al mismo tiempo presentamos propuestas alternativas para superar la crisis. Estamos trabajando para construir una nueva opción para la Argentina, pero no desde la destrucción”.