entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Berni bancó al jubilado que mató a un ladrón: “La Justicia está más preocupada por defender los derechos de los delincuentes”

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró este martes que el jubilado que mató a un ladrón el Quilmes “fue invadido y torturado” y responsabilizó a la Justicia al considerar que está “más preocupada por defender los derechos de los delincuentes que los de la sociedad”.

“Ese jubilado no se levantó con ganas de matar a nadie. Lo invadieron y lo torturaron. Aparentemente están vinculados barrabravas”, sostuvo Berni, quien advirtió que “hay una proyección de 1.100 homicidios en la provincia de Buenos Aires hacia fin de año”.

El ministro bonaerense contó, además, que “uno de los delincuentes que lo abordó fue liberado hace poco cuando la Justicia liberó indiscriminadamente delincuentes”.

“Sería injusto que la Justicia libere a los delincuentes para que maten y después la sociedad tenga que pagar las irregularidades de la Justicia”, subrayó.

La ex ministra de Justicia y actual titular del PRO, Patricia Bullrich, también defendió al septuagenario: “Jorge es un jubilado que vive solo, que le entraron a su casa tres veces en la misma noche e intentaron matarlo y se defendió. Es una legítima defensa total”.

El viernes último, el herrero jubilado Jorge Adolfo Ríos fue asaltado y golpeado por tres delincuentes que entraron a su casa, mientras otros dos quedaban de “campana”.

A pesar de las difíciles circunstancias, Ríos pudo hacerse de una pistola calibre 9 milímetros, de la que se valió para poner finalmente en fuga a los intrusos.

Uno de los ladrones, identificado como Franco Moreyra, de 26 años, salió rengueando de la casa y a los pocos metros se sentó en la vereda, donde fue alcanzado y ultimado de un tiro por Ríos, tras un breve forcejeo.

Las alternativas del caso quedaron registradas por cámaras de seguridad emplazadas en propiedades aledañas a la de Ríos, en Ayolas al 2.700.

El hombre quedó detenido en primer lugar por “exceso en la legítima defensa”, aunque con el correr de las horas el fiscal Ariel Rivas, que entiende en el caso, decidió agravar la acusación a “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en tanto que el acusado se negó a declarar.

Este lunes, Rivas y el juez de Garantías de Quilmes Martín Nolfi decidieron concederle al imputado la prisión domiciliaria para preservar su salud, ya que además de presentar lesiones provocadas por los ladrones, sufre de EPOC y tiene un sólo riñón, entre otras afecciones.

El arresto y la imputación contra Ríos provocaron la indignación de familiares y vecinos, que consideraron totalmente injusta la situación, al tiempo que denunciaron amenazas y temen por represalias contra el jubilado.