entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Arcioni rubricó el acuerdo con los policías

Es un aumento de 5 mil pesos al sueldo básico del agente desde diciembre y equiparar la zona. La deuda de la cláusula gatillo será abonada en dos cuotas, en los haberes de febrero y marzo de 2022. La negociación seguirá para modificar el porcentual de antigüedad en abril de 2022.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, rubricó este domingo el acta acuerdo de recomposición salarial con el Consejo de Bienestar Policial, que alcanza a agentes activos y pasivos de la fuerza y equivale una erogación de $220 millones de pesos mensuales.

El acto se desarrolló en Sala de Situación de Casa de Gobierno donde participaron los ministros de Gobierno y Justicia, José María Grazzini, de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, de Seguridad, Federico Massoni, el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, y los integrantes del Consejo de Bienestar Policial, Comisario Mayor retirado Luis Videla, Comisario Mayor Ariel Chavero, Sargento Primero Luis Suárez y Sargento Primero Claudio López.

El acta establece un aumento de 5 mil pesos al sueldo básico del agente a partir del mes de diciembre de 2021 y equiparar la zona del personal policial.

Asimismo, se comunica que las sumas correspondientes a la deuda en concepto de ajuste por inflación ya reconocida, será abonada en dos cuotas, en los haberes de febrero y marzo de 2022.

Para finalizar, se asume el compromiso de iniciar el diálogo tendiente a tratar la posibilidad de modificar el porcentual de antigüedad durante el mes de abril 2022.

Esta recomposición equivale a una erogación de $220 millones mensuales para la totalidad de la fuerza policial provincial.

El acuerdo llega tras fuertes protestas y varias marchas impulsadas desde las Unidades Regionales de toda la provincia. Ayer, apenas firmada el acta, los referentes del Consejo caminaron hasta la jefatura donde centenares de activos y pasivos esperaban por la confirmación de la firma del gobernador. Hubo aplausos para los protagonistas de la negociación, que tuvo momentos de suma tensión, especialmente la noche del viernes, cuando hubo una vigilia entre bombos y fuego de cubiertas ya que los representantes del Ejecutivo dejaron Jefatura sin haber logrado un acercamiento.