entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Agresiones a trabajadores de Salud: así no pueden seguir

Cansados de los insultos y de la violencia de vecinos que reclaman vacunas en Trelew, los empleados cerraron el Gimnasio 1 hasta que les garanticen seguridad.

Nos dijeron atorrantas. Dejamos nuestras familias para estar acá. No nos merecemos esto” deslizó Cristina Maldonado, una de las enfermeras designadas para el operativo de Vacunación en Trelew. Ayer, ante una situación inmanejable donde un grupo de personas agredió verbalmente y por muy poco no llegó a lo físico pidiendo la aplicación de la segunda dosis de Sputnik V, el equipo de Enfermería a cargo de la Vacunación decidió sobre el mediodía cerrar el Gimnasio Municipal Nº 1 hasta tanto la seguridad no esté garantizada.

Jimena Maldonado, jefa del Programa, explicó con indignación que “piden la segunda dosis de Sputnik-V. Se le explica a la gente con buenos modales y no entienden que vacunamos a medida de cómo ellos recibieron su primer dosis (marzo). Quieren una respuesta y lo único que les podemos decir es que mandan pocas vacunas y vamos vacunando a medida que van teniendo su turno”.

Maldonado admitió que “fuimos maltratadas verbalmente y casi físicamente, un compañero alcanzó esquivar a una persona. Les explicamos que vamos programando a medida de la primera dosis. Acordamos cerrar por esta situación. Se perjudican ellos y el resto de la población que resta vacunar. En el Gimnasio 1 es donde más se reciben maltratos. Venimos soportando esto hace mas de un mes. Hoy nos cansaron”, remarcó.

La enfermera aseguró que “sentimos indignación. Le venimos poniendo el pecho desde diciembre con el mismo equipo y la verdad que en lugar de recibir agradecimiento recibimos estas cosas. Tenemos un video que demuestra la agresión”.

Y agregó: “Se tuvo que llamar a la Policía porque ya es insostenible. El trabajo que se viene realizando es que el Área Programática programa los turnos, el municipio lo pone en la plataforma y nos dan un drive con el turno. Cuando la persona no está, no se vacuna. La vacunación a demanda sí, es un drive libre. La segunda dosis de SputnikV se da la turnera, la gente no se entera y no viene”.

Con respecto a la medida que tomaron indicó que “no sabemos cómo vamos a seguir. Debería haber existido siempre la presencia policial. Esto no se da en los barrios. La gente es muy respetuosa. Pasa en el Gimnasio 1 y 3. Tenemos quejas de maltratos”, manifestó.

Cristina Coronado otra de las enfermeras, tomó la palabra luego de Maldonado y aseguró: “Muchos trabajamos en otros lados, cubrimos guardias e indigna el maltrato y la falta de respuesta. Todos los días recibimos a la gente con una sonrisa, les explicamos de la mejor manera y que nos falten el respeto no va. No lo merecemos. Ninguno de mis compañeros merecen eso. Somos insultados”.

“El sábado estábamos vacunando y hubo un grupo de abuelos esperando. Las dosis se tienen que descongelar y luego hay que cargarlas. Se levantó un abuelo a hacer piquete y dijo: `Vamos a apurar el trámite para que estas atorrantas nos vacunen´. No somos ningunas atorrantas. Mis compañeras y yo dejamos nuestros hijos para ponerle el pecho a esto. No nos merecemos que nos traten así. El personal de Salud es siempre maltratado y desvalorizado”.

Aseguró Coronado que al cerrar los gimnasios y no vacunar por lo sucedido lo que se pretende es “que la gente tome conciencia y nos respeten. No depende de nosotros. Recibimos las vacunas y hacemos lo que nos mandan”.

Repudio de Puratich

El ministro de Salud, Fabián Puratich, repudió las agresiones que sufrieron los trabajadores de la salud que se desempeñan en el vacunatorio que funciona en el Gimnasio Municipal N° 1 de Trelew, en el marco de la Campaña de Vacunación contra el Covid-19, y confirmó que “ya nos comunicamos con el Ministerio de Seguridad de la provincia, que de manera inmediata tomó las medidas necesarias para garantizar la seguridad” en el lugar.

Al respecto, el ministro Puratich señaló: “En primer lugar, quiero repudiar lo que ha ocurrido este lunes en el Gimnasio Municipal N° 1 de de Trelew, donde ha sido violentado el personal de Salud por personas que no entienden cómo se está llevando adelante la Campaña de Vacunación y que la violencia no nos lleva a nada”.

“Los trabajadores de la Salud desde que comenzó la pandemia y los vacunadores particularmente desde diciembre, han trabajado sin parar para ser parte de la solución a la pandemia y no merecen este maltrato”, sostuvo, transmitiendo “toda la solidaridad del Ministerio de Salud”.

Además, Puratich remarcó que “ya nos comunicamos con el Ministerio de Seguridad de la provincia, que de manera inmediata tomó las medidas necesarias para garantizar la seguridad del personal de salud”.

Turnos programados

Asimismo, el titular de la cartera sanitaria le pidió “a la población en general que tenga una actitud distinta con respecto a los trabajadores de la Salud, que están brindando un servicio, y que entiendan que las vacunas se van aplicando en forma programada y que eso no se va a cambiar independientemente que se ejerza o no violencia”.

En tal sentido, “a medida que llegan las segundas dosis de la vacuna Sputnik V, se programan los turnos y se convoca a las personas para que sean vacunadas. Quien no tiene turno para este segundo componente no tiene que dirigirse al vacunatorio, porque incluso no se aplica todos los días”, precisó el funcionario provincial.

Puratich explicó que “la primer dosis de la vacuna Sputnik V genera una inmunidad que es más alta que las dos dosis de las otras vacunas y que cuando se aplica el segundo componente lo único que se hace es reforzar y extender en el tiempo la inmunidad”, remarcando que “no hay un tiempo donde eso se vence, sino todo lo contrario”.