entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Acusan a un defensor de intentar “comprar” el testimonio de Diego Lüters

En la Causa Revelación, el defensor público Lisandro Benítez patrocina a Diego Lüters, exmano derecha de Diego Correa. Y el abogado particular Abdón Manyauik representa a Martín Castillo, dueño de Industrias Bass y único empresario imputado por las coimas.

Al cierre de la larga audiencia del martes en el juicio oral y público, Benítez le reveló al tribunal y a las partes que Manyauik intentó “comprar” el testimonio de Lüters, para que favoreciera a Castillo.

Plata y camioneta

Según la versión de Benítez, que ratificó y amplió ante la consulta de Jornada, Manyauik ofreció plata y una camioneta para “forzar una declaración de Lüters a su favor”. Hasta fue a verlo a la Alcaidía Policial de Trelew. “Le ofrecía blindarlo económicamente y ponerle un abogado particular a cambio de que declare a favor de Castillo”.

Benítez aseguró que como el imputado le dijo que no, antes del inicio del debate en febrero de este año, “Manyauik me vino a ver a mí personalmente a Playa Unión”. El abogado particular había rastreado chats de la pericia informática de la causa y encontró material inédito que presuntamente comprometía a Lüters. “Quiso apretarnos y extorsionarnos. Si no aceptábamos iba a revelar esas conversaciones en la audiencia”.

Molestia

El defensor público además está molesto por la insistente actitud del abogado privado de criticar la teoría de defensa que sostiene Benítez y deslizar que sigue los pasos de la Fiscalía. “Con todo lo que vengo soportando me enojé y era el momento de decirlo. Tengo mucha bronca por cómo procede Manyauik. No tiene autoridad ética y se equivoca si quiere que Lüters mienta. Es una falta de respeto”.

Según le dijo el letrado a Jornada, “tengo los chats que me dio en copias y en un pen drive. Son charlas sin importancia que no nos comprometen en lo más mínimo. Para demostrarlo hasta lo leíamos en el juicio”.

“Siempre quiso quebrar y vulnerar su voluntad para que declarara a su favor. Su agravio no es de ahora: fue una constante en su manera de llevar adelante la defensa de Castillo, que entiendo que comparte esta metodología”, remató el defensor oficial.