Municipalidad de Puerto Madryn

entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

Una multitud acompañó el via Crucis Submarino en Madryn

Este viernes Santo se llevó a cabo la XV edición de la tradicional ceremonia en Puerto Madryn del Via Crucis Submarino, única modalidad en el mundo.

La 15° edición del tradicional Vía Crucis Submarino se llevó a cabo a orillas del Golfo Nuevo comenzando a las 18 horas en la Parroquia Sagrado Familia; un cambio que se produjo este año, ya que hasta el año pasado la ceremonia comenzaba en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, ubicada frente a la Plaza San Martín, pero este año la iglesia mencionada se sumó a la ceremonia.

En el primer tramo del camino las estaciones son terrestres, para las últimas realizarlas bajo el agua. Las estaciones del Vía Crucis son catorce; nueve son terrestres y a partir de la décima, luego se hacen tres subacuáticas y las últimas dos en la playa del muelle.

Las altas temperaturas de este viernes hicieron que gran cantidad de gente acompañara la procesión, observara o participara de ella. Asimismo, desde horas tempranas de la tarde gran cantidad de gente esperaba en inmediaciones del Teatro del Muelle.

BENDECIDO POR EL PAPA

Cabe destacar que el Vía Crucis Submarino es un evento reconocido a nivel mundial, organizado por la Municipalidad de Puerto Madryn, a través de la Secretaría de Turismo, la Asociación Operadoras de Buceo, el Ente Mixto de Promoción Turística y que convoca a diferentes sectores de la ciudad, vinculados con la actividad náutica, el turismo y la religión. Nuestra ciudad es la {única en el país donde se realiza el Vía Crucis Submarino.

El año pasado, la ceremonia contó con la bendición del Papa Francisco. Originalmente, el Vía Crucis Submarino fue autorizado por quien en su momento era Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco.

De la misma manera, se llevaron adelante las acciones correspondientes para obtener la bendición del Vaticano para que el único Vía Crucis Submarino del mundo cuente con este reconocimiento papal, posicionándolo como uno de los eventos religiosos más originales y conocidos en el mundo.