Un paso adelante: Diputados aprobó el proyecto y pasó al Senado

15 /06 / 2018

La votación fue por 129 a 125 tras casi 24 horas de sesión. La Iglesia sacó un comunicado crítico expresando su dolor y el bloque del FpV adelantó que dará su apoyo.

Con un final cargado de tensión, la Cámara de Diputados finalmente dio ayer media sanción a la despenalización del aborto, por lo que ahora la iniciativa seguirá su camino hacia el Senado.

Luego de una sesión maratónica de casi 23 horas, la votación arrojó 129 votos a favor de representantes de diversas bancadas; 125 en contra y una abstención, lo que disparó los festejos en el recinto y en las inmediaciones del Congreso de militantes de la “campaña verde”, que pese al frío habían mantenido una vigilia a la espera del desenlace.

Como en un “thriller” de suspenso, el punteo de votos había tenido muchas oscilaciones a lo largo de la jornada, en función de cómo se iban revelando los indecisos, pero bien entrada la madrugada se había consolidado una ventaja a favor del “no” que parecía indescontable. Fue cerca de las 4:00, luego de que Facundo Garretón (PRO), quien había amagado con votar a favor, anunció que lo haría en contra: el legislador tucumano fundamentó su negativa en el resultado de una encuesta online que él mismo había lanzado y en la que, según precisó, se desprendía que “la gran mayoría” de sus coprovincianos estaba en contra de la despenalización.

La percepción de inminente derrota se hizo aún más palpable cuando se conoció que los diputados del Frente Para la Victoria- PJ Inés Lotto y Gustavo Fernández Patri también le darían la espalda a la iniciativa, a contramano de la postura mayoritaria del bloque.

Cuando el ánimo del sector favorable a la iniciativa estaba por el piso y nada hacía presagiar un buen destino, llegó la remontada desde La Pampa: un tuit de Sergio Ziliotto (Justicialista) este jueves alrededor de las 8:00, informaba que sus compañeros de ruta y coprovincianos Ariel Rauschenberger y Melina Delú habían cambiado su postura y votarían a favor (conversación con el gobernador Carlos Verna mediante).

A partir de allí la euforia se adueñó del Congreso y la ansiedad llegó a niveles exorbitantes en el comienzo de los discursos de cierre.

En ese momento, se sumó la sorpresa del diputado del PRO por Tierra del Fuego Carlos Roma, quien se inclinó por la positiva a pesar de haber participado días atrás de la foto junto a funcionarios del Gobierno que estaban en contra de la despenalización del aborto.

Con vehemencia, la macrista Silvia Lospennato, ferviente militante del proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho Al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, invitó al pleno de la Cámara a “no mirar para el costado” acerca de las consecuencias de los abortos clandestinos. Luego tomaron la palabra sus colegas en Cambiemos Marcela Campagnoli (Coalición Cívica) y Horacio Goicoechea (UCR), ambos en contra de la iniciativa, pero el resultado ya estaba sentenciado.

La imagen del tablero electrónico, que por un error en el registro exhibió en un primer momento una diferencia de ocho votos a favor, provocó una explosión en el recinto: ya de pie al lado de sus bancas, los promotores del proyecto celebraron con gritos, aplausos y abrazos de emoción.
Luego de la votación en particular, en la que se le introdujeron algunos cambios menores, la iniciativa quedó lista para ser girada en las próximas horas al Senado, donde le espera una discusión tan ajustada como la de la Cámara de Diputados.

El dolor de la Iglesia

Los obispos que integran la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) señalaron ayer que les “duele como argentinos” la media sanción de la Cámara de Diputados al proyecto de despenalización del aborto y reclamaron “diálogo” para la próxima etapa legislativa en el Senado.

“El dolor por el olvido y la exclusión de los inocentes debe transformarse en fuerza y esperanza, para seguir luchando por la dignidad de toda vida humana”, manifestaron en un comunicado la Comisión Ejecutiva de la CEA y la Comisión Episcopal de Laicos y Familia (CELAF). En otro párrafo precisaron que siguen “sosteniendo la necesidad de que, en el debate legislativo que continúa, pueda haber diálogo” y pidieron que la Cámara de Senadores sea “el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia”.

Cristina, ahora sí

El bloque de senadores del Frente para la Victoria-PJ que lidera la ex presidente Cristina Kirchner confirmó ayer que votará “en su totalidad” a favor del proyecto de legalización del aborto.
Horas después de que la Cámara de Diputados aprobara la iniciativa y la girara al Senado, la bancada kirchnerista anunció su postura a través de su cuenta oficial de Twitter.
“El bloque de senadoras y senadores del FPV-PJ informa que, en su totalidad, votará a favor de la media sanción de Diputados, atendiendo una demanda de la sociedad que se ha expresado masivamente a través de los Colectivos de Mujeres”.

El aborto en la era K

La exmandataria y actual senadora por Buenos Aires se había pronunciado en reiteradas oportunidades en contra del aborto legal e, incluso, evitó durante sus dos mandatos impulsar el debate parlamentario sobre el tema.
Lo cierto es que en el entorno de la expresidente, empezando por sus dos hijos, es casi unánime la postura a favor: en la Cámara de Diputados, la totalidad de los legisladores del núcleo duro kirchnerista acompañaron la despenalización.

.