Torraca admitió pago de coimas y mencionó al exgobernador Das Neves

19 /06 / 2018

El empresario de la construcción de Comodoro Rivadavia dijo que le pidieron retornos en una confitería de Rawson. Y que fue un “mensaje” directo del exministro Cisterna. Deslizó que el gobernador estaba al tanto y que designó a Correa para la tarea.

Esteban Torraca fue el segundo empresario de la construcción que admitió haber pagado retornos durante la última gestión del gobernador Mario Das Neves, como única manera de que Provincia le pagara los certificados de obra pública. Por videoconferencia desde Comodoro Rivadavia, el imputado por la Causa Revelación admitió que el pedido ocurrió a principios de 2016, durante una charla de café en la confitería frente a Casa de Gobierno.

“El ingeniero Papaiani, no recuerdo si era presidente o vice de la Cámara de la Construcción, nos dijo ´Muchachos, me reuní con Cisterna y me trasmitió que para poder cobrar había que pagar´. No había otra manera”.
Ante el juez Sergio Piñeda, Torraca dijo que el mensaje fue “contundente y lo trasmitió a pedido de Cisterna; no hubo titubeo ni término medio”. Los porcentajes eran del 3% si era una obra de la gestión anterior, de un 5% si era obra nueva y si el retorno era en efectivo, había medio punto de descuento. Víctor Cisterna está imputado por asociación ilícita con prisión preventiva por 6 meses.

La audiencia fue en la sala del Superior Tribunal de Justicia en Rawson. El fiscal fue Héctor Iturrioz. Torraca contó que la construcción atravesaba una grave crisis económica en 2015. La solución transitoria fue el descuento de certificados con el Banco Chubut. “Lamentablemente no mejoró nada y para peor el gobernador perdió; hasta diciembre los pagos fueron un caos total y quedamos a la deriva”.

Cuando asumió Das Neves se venían sueldos y aguinaldos de diciembre. La reunión clave ocurrió en enero/febrero de 2016. El empresario acudió a Casa de Gobierno. Estaban Das Neves y sus ministros. “Nos dijeron ´Muchachos, vinieron aguantando el sogazo del gobierno anterior, Mario vino por el bronce y no les va a fallar, está enfermo y quiere dejar la provincia mejor de lo que la encontró, tenemos buena relación con Nación, vamos a reactivar las obras, confíen en nosotros”. Torraca salió conforme de Fontana 50. Pero minutos después entró a la confitería donde le pidieron coimas.

Cisterna se fue. La posta la tomó Diego Correa. “Las exigencias y los porcentajes para cobrar no cambiaron, sólo cambió el interlocutor”. El extitular de la Unidad Gobernador recibió a Torraca y a Federico Piccione en enero de 2017 en Casa de Gobierno. “Nos transmite que a pedido del gobernador él sería el encargado. Cuando termina de hablar sale Das Neves de su despacho, nos saluda y nos dice: ´¿Ya está todo arreglado con Diego? ¿Hablaron?´ Esa entrada a esa reunión ratificó que era decisión del gobernador que Correa se tenía que hacer cargo de esta caja”.
Según Torraca, hubo más pagos que promesas porque todo lo postergaba la salud de Das Neves. “Siempre era el mes que viene y todo el tiempo vivimos en un engaño que nos llevó sí o sí a tener que pagar para cobrar”.

Torraca negó haberle llevado dinero a nadie. “En la época de Cisterna el dinero lo envié a través de Carlos Almeida porque él viajaba habitualmente. Evidentemente llegó donde debía llegar porque yo cobraba”. Cuando la posta la tomó Correa, llevó la plata Federico Piccione. “Viajaba seguido y en la Cámara de Comodoro le habíamos encomendado seguir los cobros y las obras. Era entrador y agradable. Le encomendamos trabajos no menores que necesitaban tiempo y paciencia, y los resolvía”.

“Todos los colegas sabían esta situación –dijo Torraca-. Cada uno sabía qué tenía que hacer y cómo, y si lo hacía o no era problema de ellos. Me consta que lo hacían porque en las reuniones la queja constante era cuándo se iba a terminar esto”.

Torraca dijo que en las planillas de los fiscales “está demasiado bien detallado cada empresa y no empresa que aportaba en efectivo, cheques y dólares. Está más que corroborado. Iban donde debían ir: al señor Correa. Celebro que las planillas hayan salido a la luz porque de esta manera no podíamos seguir trabajando. Esto debe servir para algo porque hay mucha información para investigar”.

Pregunta curiosa

El fiscal Héctor Iturrioz sorprendió cuando le preguntó a Esteban Torraca si conocía a la madre de Federico Piccione. “No la conozco, no sé si tiene y no la vi en mi vida”, dijo el empresario. En la causa consta una intervención telefónica donde Piccione le explica a Torraca que “vino mi mamá y quiere hablar con vos”.
El fiscal le explicó a la prensa que la mujer vive en Neuquén y nunca pisó Comodoro Rivadavia. “Hay una charla muy sugerente donde Piccione le dice que está todo solucionado, que vino su mamá y que lo quiere ver. Se conjuga con otras donde también trasluce que planeaban alguna movida como Cámara y se condice con la denuncia que hice”. Iturrioz deslizó que “tenemos sospechas de quién es ´mamá´”.
-¿Por qué le preguntó si alguna vez le habían pedido coimas?
-Tenemos documentación objetiva generada en una causa federal que Torraca ya pagó coimas en su vida profesional laboral.
-¿En la Municipalidad?
-Eso surge de la investigación.
El fiscal consideró que Torraca se complicó solo con su testimonio. “Dijo que hizo los pagos que se le reprochan, ejercía la Presidencia de la Cámara en formación cuando se depositaron fondos que iban a la caja negra de Correa y Cisterna y Piccione era su segundo ya que reconoció que le daba múltiples encomiendas; ratificó todo y tangencialmente también quiso meter a Das Neves. Decir que toda la culpa es de él es una estrategia poco lustrosa pero la van a usar”.
El relato del empresario “nos sirve para ratificar que no nos equivocamos”. Torraca admitió la veracidad de las planillas de Fiscalía. “Eran datos puntuales, concretos, ciertos, objetivos y reales. Torraca no es novel en esta actividad de pagar retornos. La declaración lo complicó y se dio cuenta porque no pidieron una morigeración”.

.