Tapia: “Nosotros vivimos de la recaudación propia y con eso sostenemos los servicios”

19 /08 / 2018

El funcionario del área económica en el municipio portuario admitió las dificultades que se presentan para la elaboración del Presupuesto 2019. Y remarcó que a partir de ahora habrá que hacer un replanteo en el esquema de asignación de recursos ante los recortes que vienen de Nación.

El secretario de Hacienda de Puerto Madryn, Carlos Tapia, admitió las dificultades para elaborar el presupuesto 2019 debido a la crisis de las economías regionales.“Hay cuestiones que hacen ruido y nos perjudican a todos”, dijo en referencia a laquita del Fondo Sojero. “Cuando uno va a comprar ve el aumento, cuando carga combustible nota el incremento de la nafta o la suba en la factura de gas. Son ajustes que nos complican de la misma forma que le pasa a la familia al momento de proyectar”.

Tapia explicó que “es muy difícil llevar adelante las obras y seguir afrontando las obligaciones que tiene el municipio” aunque aclaró que “el planteo del intendente Ricardo Sastre es mantener el ritmo de obras y las que están comprometidas se van a seguir ejecutando. Seguiremos gestionando para responder a todas las necesidades pero en un contexto de crisis y de ajuste es complicado”.

La quita del millón de pesos por mes que ingresaba al municipio por el Fondo, implicará una ingeniería económica para disponer de esos montos que iban a ayuda social y a pequeñas obras.

“Vamos a tener que replantearnos en el esquema del día a día de cómo asignar los recursos para cubrir los gastos. Ahí tendremos que buscar alternativas”, dijo el secretario de Hacienda. “Son medidas que nos van a impactar y que motivarán una reunión del Consejo de Responsabilidad Fiscal que será donde discutiremos estas modificaciones”.

El Gobierno nacional también quitó el reintegro a las exportaciones e impactará en la economía local. Tapia graficó que “las empresas que no invierten o no exportan por nuestros puertos y lo hacen desde otra terminal portuaria; será mano de obra que no se contratará en Madryn. Esto perjudica al comercio y cualquier ciudadano que tiene una relación con esas empresas minimiza los niveles de actividad. Impacta en la recaudación y nos perjudica a todos”.

En el nivel de recaudación de la comuna portuaria se notan las consecuencias de la suba de tarifas dispuesta por Nación, tal lo ocurrido con el gas donde se recibieron facturas con montos muy elevados.“Vemos en los convenios de pagos que formalizábamos y que tenían un índice de cobrabilidad importante, hoy se observa como el índice está bajando. La gente prioriza entre pagar los impuestos o el compromiso asumido pero al ver los montos de la boleta de gas da prioridad a otras cosas. Nos complica y perjudica a todos porque vivimos de la recaudación propia y con eso sostenemos los servicios. Nos pone en un escenario complejo pero trabajamos en el control de los gastos”.

En materia de recaudación el impuesto inmobiliario tiene un 38% de cobranza, número bajo pero superior a lo registrado meses atrás cuando se llegó al 32%. En el caso del automotor el primer semestre cerró con indicadores positivos, traccionado por el programa de control de tránsito sumado a una mayor venta de vehículos usados que demandan un libre deuda. Eso permitió mejorar los índices de cobrabilidad.

En el caso de ingresos brutos había una cobrabilidad del 57% pero motivado por la inflación que se trasladó a los precios. No implica una mejora en los niveles de venta sino que el comerciante adecuó sus números. En este escenario, Tapia sostuvo que “sabemos que tendremos uno o dos meses más de caída pero desde octubre o noviembre la recaudación, por la estacionalidad, empieza a subir. Esperemos que este año acompañe para que esa suba llegue a los mismos niveles del año pasado porque si no, estaríamos complicados”.

.