Si no aprueban refinanciación de la deuda, Chubut y municipios no recibirán fondos de la coparticipación

09 /08 / 2018

El ministro de Economía, Alejandro Garzonio, y el subsecretario de Gestión Presupuestaria, Luis Tarrío, detallaron ayer la deuda que posee el Gobierno provincial y efectuaron un pedido de acompañamiento a Legislatura para darle luz verde a la prórroga de los convenios firmados con el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial.

De lo contrario a partir del próximo mes se descontará de la coparticipación que recibe tanto la provincia como los municipios.
En conferencia de prensa, Garzonio se refirió a los cambios de perfiles de deuda que tiene el Gobierno provincial. «Hay un proyecto de ley que hemos enviado a Legislatura hace unas semanas tendiente a refinanciar o cambiar el perfil de la deuda haciéndola más beneficiosa a las cuentas públicas de la Provincia».

«Contamos con una refinanciación de pasivos contraídas en Letras del Tesoro a muy corto plazo que arrancaron en julio de 2017, fueron cuatro tomas de deudas que en ese momento tenían tasas del 50%», explicó Garzonio.

Puntualizó que con este proyecto de ley «buscamos el cambio de ese perfil y estirar el pasivo en el tiempo a una tasa más beneficiosa».

La propuesta elevada a la Legislatura Provincial es «dentro del marco del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial que maneja el Gobierno nacional creado en 1995, utilizado en varias oportunidades por la provincia y la tasa que fija es la tasa Badlar que es una referencia del Banco Central y que nosotros no estamos en condiciones de poner objeciones a su determinación», agregó en torno al pedido de la diputada Gabriela Dufour del FPV.

Garzonio justificó que la suba de la tasa, que mutó del 8% al 30%, «fue por las condiciones del mercado» y aclaró que si mejora el panorama «se reducirá en forma automática».
«Estos 30 puntos que nos parecen exagerados en cualquier economía, para esta situación de la Argentina es una buena tasa, nos mejora el perfil en el que estamos y permite esta refinanciación para estirar los plazos a 48 cuotas empezando este mes», concluyó el encargado de las finanzas de Chubut.

«NECESITAMOS UNA LEY EN FORMA IMPERIOSA»
Por su parte, Tarrío manifestó que la ratificación de estos convenios «es imperiosa» para el futuro de la Provincia.
Aportando precisiones sobre las ayudas financieras con el Fondo Fiduciario, Tarrío remarcó que esas operaciones «fueron tomadas desde julio a septiembre de 2017», en un contexto en donde las Lebac estaban rondando entre el 29 y 30%.

«Cuando nos hicimos cargo del ministerio a finales de febrero de 2018 nos encontramos con algunas operaciones que habían sido absorbidas por el Fondo Fiduciario. Esas operaciones siempre se postergaban en el impacto financiero sobre las provincias por 60 o 90 días y hacia fin de año teníamos que tener una decisión de qué manera íbamos a salir de ese vencimiento para llevarlo a largo plazo», señaló.

Tarrío explicó que la situación del país y el efecto que tienen algunas medidas macroeconómicas «obligan al Fondo Fiduciario a que tomemos ahora una decisión», por eso resaltó que enviaron el proyecto de ley que apunta por un lado a la autorización para refinanciar $ 2.977 millones, y por otro, solicitan autorización de endeudamiento por $ 1.000 millones adicionales al Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial.

«Ante la controversia que se generó en ese artículo, el mismo día que estuvimos en Legislatura, el ministro dijo que saquen ese segundo artículo ya que nos interesa el primer artículo. Si no tenemos esta ley, desde agosto en adelante lo van a descontar directamente de la coparticipación», enfatizó.
«Si tenemos una coparticipación de 500 millones, quedarán en el Fondo Fiduciario y el ingreso por coparticipación tanto nuestra como de los municipios no la van a recibir», concluyó Tarrío.

.