Sastre aseguró que Arcioni “se está nutriendo de muchos funcionarios de Comodoro”

04 /05 / 2018

Tras las renuncias de Pagani y Agulleiro, el intendente le sugirió irónicamente a Herman Müller “que se cuide” ya que es el único que queda. El ex de Ambiente dijo que lo echaron por ser amigo íntimo del diputado Alejandro Albaini.

Luego de que dos funcionarios originarios de Puerto Madryn salieran del gabinete provincial, el intendente Ricardo Sastre planteó que “nos estamos quedando sin nada” y acotó: “Que se cuide Herman Müller”. El ministro de Turismo es el único que queda tras las salidas de Alejandro Pagani, titular de Infraestructura, e Ignacio Agulleiro, ex de Ambiente.

Sobre Agulleiro dijo que “desconozco los motivos; fue muy buen funcionario en la Municipalidad de Madryn, conozco su capacidad porque logramos cosas importantes. Seguramente serán puntos de vista donde no coincidieron el gobernador y el ministro que llevaron a tomar una decisión así”. Sastre planteó que el exministro “no es un funcionario para desaprovechar porque tiene mucha capacidad de trabajo”.

La decisión de desplazar a hombres de la ciudad del Golfo generó suspicacias en el municipio. El intendente portuario afirmó que “no las comparto pero no son decisiones mías” aunque se debería “dar representación a todos los pueblos y especialmente a las ciudades grandes. Si aportamos votos tenemos que aportar funcionarios y ocupar espacios dentro de un gabinete”.

Sastre consideró que su análisis no es compartido por el gobernador. “No todos lo vemos igual y no comparto esa metodología; parece que se está nutriendo de muchos funcionarios provenientes de Comodoro Rivadavia”.

En cuanto a su reunión con otros intendentes del Valle para reclamar obras, afirmó que “la peor acción que podemos hacer los intendentes es quedarnos de brazos cruzados”. Planteó que “al no tener respuestas decidimos tener una charla para ver si en conjunto logramos hacer mayor fuerza a nuestros reclamos y proyectos. Madryn presentó proyectos por más de 2 mil millones de pesos en el Ministerio del Interior y no tuvimos novedades ni respuestas”. Las excepciones fueron las luminarias LEDs y mejoramientos barriales, lejos de las expectativas.

Sastre reiteró la necesidad de dejar de lado los “regionalismos” porque “no nos sirven, son épocas donde tenemos que estar tirando todos juntos para lograr los objetivos”.

Por su parte, tras su salida de Ambiente, Ignacio Agulleiro afirmó que su alejamiento fue “por una cuestión política” ligada a su relación personal con el diputado de Chubut Somos Todos, Alejandro Albaini. “El gobernador tiene la potestad de decidir con qué equipo quiere trabajar y me dijo que eran razones políticas”. Sin embargo “no me dio muchos detalles. Entiendo que quiera tomar esa medida pero no comparto que por pelearse con un diputado eche al amigo del legislador porque mi accionar no tiene nada que ver con el accionar de Albaini”.

El exministro concluyó que su salida “se relaciona con algunas acciones que tiene el diputado Albaini, que es íntimo amigo mío”. Agulleiro recalcó que “soy el padrino de una de las hijas pero no tiene nada que ver con mi funcionamiento político, trabajaba con mucho compromiso para el gobernador Arcioni”.

El exministro afirmó que su labor era con “honestidad” porque “en medio de esta crisis política no estoy involucrado en ninguna causa de corrupción, no estoy en ningún Excel de sobresueldo ni plata en negro”.

“Saneamos el Ministerio y está funcionando muy bien”, dijo. “Cada vez que hablé con el gobernador del tema minero teníamos la misma mirada”. No obstante admitió que las opiniones se pueden modificar porque “el gobernador tiene la posibilidad de modificar su gabinete aunque todas las posiciones que tuve en el tema minero eran consensuadas con el gobernador”.

.