River derrotó a Gremio 2 a 1 en Brasil y se metió en la final de la Copa Libertadores

31 /10 / 2018

En un emotivo final, el “Millonario” se impuso al equipo “gaúcho” en Porto Alegre, en la vuelta de semis de la Copa Libertadores, luego del 0-1 en el Monumental. Santos Borré (81m.) y “Pity” Martínez (95m.), de penal, a instancias del VAR, marcaron para el ganador. Leo Gomes (35m.) había abierto el marcador.

El “Millonario” jugará como visitante el partido decisivo el próximo miércoles 7 de noviembre ante el ganador de la otra llave, que este miércoles definirán Palmeiras y Boca en San Pablo: el “Xeneize” llega con la ventaja de un 2-0 y la posibilidad de un “Superclásico” está en la mente de todos.

El equipo de Porto Alegre se puso en ventaja a los 30 del primer tiempo con un gol de Leonardo Gomes, pero en el complemento River lo dio vuelta con los tantos de Rafael Santos Borré, a los 37 y Gonzalo Martínez, de penal, en el sexto minuto de descuento, a instancias del VAR.

El equipo gaúcho terminó con diez hombres por la expulsión de Bressán, a los 43 minutos del complemento.

River hizo el gasto, pero Gremio el gol

El equipo de Marcelo Gallardo, dirigido esta vez por Matías Biscay por la suspensión del “Muñeco”, salió decidido a dar vuelta la historia, con un equipo ofensivo y jugando en el campo del vigente campeón de América.

Gremio apostó por esperar y cederle el terreno al conjunto “millonario” y en ese sentido, sus defensores no dejaron nada librado al azar con Michel como estandarte al igual que Bruno Cortes.

La movilidad de River hizo que Quintero se haga dueño del balón, pero no tuvo sintonía con “Nacho” Fernández, y con Pratto bien de punta, pese a que esta vez Santos Borré estuvo impreciso.

No habían pasado 5 minutos cuando Quintero dejó a su compatriota Santos Borré solo frente a Marcelo Grohe, pero el remate del delantero se fue muy desviado.

Un remate de Palacios que se fue cerca del travesaño y otro de Casco apenas desviado, fueron las ocasiones que tuvo a su disposición River con un Gremio que se escalonó bien y dejó que el equipo argentino intente algo.

Gremio fue muy solidario en cada avance de River y con Maicon y Michel trató de aguantar cada embate visitante, y aprovechó también que Leo Ponzio debió salir lesionado a los 23 minutos, y su lugar lo ocupó Enzo Pérez.

Cuando River era más que el local, Leonardo Gómes remató tras un rebote a la salida de un córner y la pelota se desvió en Pratto, lo que descolocó a Armani: fue el 1 a 0 parcial.

River había hecho de todo para estar en ventaja, pero el tricolor “gaúcho” se fue a los vestuarios en ventaja.

La hazaña llegó en el final

Gonzalo “Pity” Martínez entró por un híbrido “Nacho” Fernández, para tratar de juntarse con Quintero y así poder crear el juego que le estaba faltando, en particular en la puntada final.

Con sacrificio -y un Geromel que despejó todo- Gremio se fue haciendo fuerte en el campo de juego y Everton ingresó por Maicon para darle más profundidad.

River se vio superado, no sólo por el planteo, sino porque las imprecisiones de los mediocampistas ofensivos hicieron que no tuvieran acciones de gol concretas, porque también careció de sorpresa.

Everton impuso el ritmo del ataque tricolor y a los 16 Armani le sacó un remate de afuera del área, así como a los 21 le tapó un clarísimo mano a mano.

La experiencia de Gremio hizo el resto para ir desgastando a un River que vio diluirse los minutos sin que pudiera reaccionar, y los centrales locales despejaron todo lo que estaba cerca del arco de Marcelo Grohe.

Sin embargo, en una jugada que no parecía llevar peligro, un centro de “Pity” Martínez encontró la cabeza de Santos Borré para igualar el marcador.

A partir de ahí, River fue en busca del arco rival y Gremio continuó demorando el juego para hacer correr el reloj, pero el VAR le dio la derecha al “Millonario” cuando un remate de Scocco pegó en la mano de Bressan y el árbitro Cunha sancionó penal y expulsión del defensor local.

Luego de una larga discusión entre el árbitro y los jugadores brasileños y la seguridad del estadio, “Pity” Martínez ejecutó de manera impecable el penal a la izquierda de Marcelo Grohe, quien se arrojó al otro palo.

Los minutos finales encontraron a Gremio yendo desesperado a buscar el empate, bajo una lluvia que complicó mucho el partido, pero River lo aguantó y accedió al partido decisivo de la edición 2018.

.