Preocupante falta de visión política de Mariano Arcioni

21 /02 / 2018

Desde el momento que decidió no asumir como diputado nacional y representar la continuidad del gobierno que comenzara Mario Das Neves, Mariano Arcioni, fue de menor a mayor demostrando que carece absolutamente de todo sentido, desde el común hasta el político.

Tal vez convencido que se efectuaría una transpolación de lo que fue Mario Das Neves hacia su persona fue creando un personaje que en la actualidad se lo ha devorado por completo: el de ser efectivamente la continuidad de Das Neves. Y la realidad le demuestra que está a años luz de eso.

Lo preocupante está dado por el sitio al que llevan las posiciones infantiles que asume Arcioni: el desgobierno y el hundimiento de la provincia en una crisis sin precedentes.

Como datos, lo más reciente es su pelea con el ex FPV, Di Filippo, a quien le enrostró ser lo peor de la política, con lo cual pierde los votos del sector de Convergencia Peronista y ahora, ante el nuevo fracaso de su convocatoria a extraordinarias, le “pega” a Papaiani (mujer de Gustavo Mac Karthy) lo que le quita la posibilidad de negociación con ese sector. Lo que equivale a decir que en el recinto de la Casa de las Leyes solamente cuenta con los votos de Cubut somos todos; y (valga la cacofonía) tal vez no sean todos.

Es inverosímil el error de Arcioni.

Ya una vez había sufrido el mismo rechazo a una convocatoria a extraordinaria en la Legislatura. A días de iniciar un período ordinario de sesiones, ¿para qué arriesgarse a perder todo otra vez?. No tiene sentido. Que las leyes se aprobasen este jueves o los primeros días de marzo, no hacen ni marcan diferencia.

Pero tal vez sea lo señalado al comienzo, eso de creer que Mario y él son la misma cosa es lo que lo lleva a cometer estos errores que lo dejan sin posibilidad de maniobra. Das Neves, con todos sus defectos era un caudillo y Arcioni ni siquiera es político. Jamás lo votaron a él; primero fue la fórmula con Mario y después el candidato de Mario. Pero políticamente es nadie y lo está demostrando.

En ese marco el cada vez más camaleónico intendente comodorense Carlos Linares criticó a los diputados por este rechazo y afirmó que le restan gobernabilidad a Arcioni: ese mismo al que él empujaba al abismo sin problemas hasta no hace mucho. Lo cierto es que no son los diputados lo que provocan la falta de gobernabilidad sino el propio gobernador actual.

La pregunta es hacia dónde lleva este camino elegido por Arcioni y su círculo aúlico.

No se trata de ser antidemocrático sino de la genuina preocupación porque alguien que demuestra a diario no estar capacitado, se sienta en el sillón de Fontana 50.

 

 

.