No hay peor sordo….

21 /03 / 2018

El Gobernador Mariano Arcioni puso de manifiesto palmariamente la realidad del viejo dicho que no hay peor sordo que el que no quiere oír. Este martes se concretó una masiva movilización fundamentalmente del sector estatal en rechazo al ajuste que pretende llevar adelante el Ejecutivo Provincial, pero al que se sumaron además representantes de otros sectores que entienden que la provincia no puede continuar de esta manera, sin salud, sin educación, sin inversiones. Una movilización que podría haber sido mayor aún en la capital provincial si no hubiesen existido errores de organización de parte de algunos gremios que con un corte de ruta absolutamente inapropiado impidieron el paso hacia Rawson de numerosas personas.

De todas maneras, esta movilización fue impresionante y con un grado de participación impensado hasta hace poco tiempo.

Sin embargo, el actual gobernador que pretendió armarse una agenda en Buenos Aires en lugar de dar la cara, asesorado pésimamente no solamente no habló del creciente conflicto social que afecta a Chubut, sino que lanzó una gacetilla de prensa en la que en forma estruendosa se anuncian millonarias inversiones de las operadoras petroleras y se afirma que Arcioni “recibió un fuerte apoyo de las compañías y de los sindicatos” (habla claro está del sector del petróleo).

Arcioni vive en otro mundo evidentemente. No es el de los trabajadores, sino el de los anuncios que luego nunca se concretan en realidades. De espaldas a la gente, enfrentado con buena parte de los legisladores, ahora enemistado con Chusoto incluso, se ha ido creando una visión de la realidad que pretende reforzar exclusivamente en base a gacetillas de prensa que los medios hegemónicos regionales replican sin cuestionamientos.

Mientras Arcioni se muestra en una foto con figuras cuestionadas como el dirigente petrolero Jorge Ávila o el Propio Carlos Linares, la gente copó las calles. No hubo respuesta todavía. La habrá?

 

LA VEN PASAR

Como si fuera poco, se anunció una inyección por más de 900 millones de pesos desde Nación hacia las alicaídas arcas provinciales. Más tardó en conocerse esta noticia que en salir el  Subsecretario de Coordinación Financiera Luis Tarrió a aclarar que ese dinero es para recomponer pasivos y fue dramático en su sincericidio “nosotros directamente, ni los vemos” (a los 900 millones de pesos).

 

.