Mientras espera la resolución del PJ, Sastre reconoció que Arcioni le propuso un frente electoral

03 /11 / 2018

A la espera de la decisión que tomará el peronismo, el intendente de Madryn aseguró que no descarta nada de cara a 2019. Destacó la buena sintonía con ministros de la Provincia.

El escenario político comenzó a acelerarse tras el anuncio realizado de adelantar las elecciones provinciales de 2019. Uno de los actores que quiere ocupar un rol protagónico es el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, que sigue avanzando en pos de lograr el armado del frente electoral, mientras espera que el Congreso del Partido Justicialista tome una decisión sobre su situación partidaria.

El jefe comunal portuario dejó en claro que su objetivo central “es la conformación de un proyecto” dejando atrás los individualismos, los intereses personales o las apetencias que cada uno podría tener.

“Uno no descarta nada y puede ser parte del armado de un frente electoral”, dijo Sastre. “Es muy difícil cuando hay gente que no le interesa construir y menos la unidad que nosotros hemos pregonado”. Sus palabras están dirigidas al seno del justicialismo de Chubut porque “uno pretendía armar un proyecto de unidad donde estén todos contenidos. Indudablemente hay algunos que no les interesa”.

En el armado que se avecina, el jefe comunal reconoció que “he tenido conversaciones con el gobernador Mariano Arcioni que me invitó a ser parte del armado de un frente electoral. Tenemos nuestras intenciones, no descartamos nada, estamos trabajando pero la idea era armar el gran frente electoral dentro del justicialismo”.

Sastre fue uno de los dirigentes chubutenses que rápidamente reconoció sus intenciones de pelear por llegar ser elegido gobernador por todos los ciudadanos. La idea sigue firme aunque dejó en claro que “no voy a ser uno de esos dirigentes que terminaron haciendo daño al sistema porque, a cualquier precio, quieren ser y terminan las aguas”. En consonancia con ello, afirmó “me interesa un proyecto que haga sentir cómoda a la gente, no me interesan los personalismos; hay que hablar de proyectos a mediano y largo plazo que involucren dos o tres mandatos. Eso no significa que sea la misma persona al frente del gobierno pero que nos permitirá fijar políticas públicas que perduren en el tiempo”, sostuvo el jefe comunal.

Consideró que dentro de la dirigencia política provincial hay “más egoísmo que sensatez” porque “cada uno debe darse cuenta que hay tiempos que se agotan, ciclos que se cumplen y no todos lo entienden así. No me interesa la función que Ricardo Sastre pueda ocupar, me interesa que haya un proyecto que le garantice a los chubutenses que estén como tienen que estar”.

En el caso de concretarse el adelantamiento de las elecciones, Puerto Madryn adherirá a esa decisión porque “no vamos a hacer una erogación en un contexto de crisis que no se justifica. Nosotros vamos a adherir y adaptar a cuando provincia haga las elecciones”, ratificó la decisión el jefe comunal.

Sintonía

El intendente reflejó la buena sintonía con los ministros del Gobierno provincial. “En primera instancia nuestro equipo de Desarrollo Comunitario encabezado por Eugenia Allianielo, participó de una reunión que mantuve con la ministra de Familia, Valeria Saunders”.

Y agregó que “junto al secretario de Desarrollo Urbano, Enrique Calvo, nos reunimos en la tarde del jueves con el ministro Raúl Chicala, de Infraestructura de la Provincia, para diagramar la reactivación de la obra pública y para clarificar cuáles tendrán prioridad porque son a corto plazo, y se finalizarán más rápido”.

Por último el intendente valoró la reunión de su equipo de Desarrollo Social con el ministro de Salud, Adrián Pizzi, el subsecretario Fabián Puratich, y el titular del Área Programática Norte, Fernando Bosch Estrada, que se dio en horas de la mañana de ayer.

.