Municipalidad de Puerto Madryn

entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

«Máximo colabora de forma permanente y es muy valioso», aseguró el Gobernador

Cada vez cobra mayor fuerza el nombre de Máximo Pérez Catán para ocupar una futura Secretaría General de la Gobernación.

Para ello será necesario avanzar con una nueva Ley de Ministerios. El gobernador Mariano Arcioni prefiere por ahora no confirmarlo. Pero ayer destacó como muy valioso el aporte que puede hacer para el Gobierno el actual presidente del Instituto Autárquico de Colonización (IAC).

«Ustedes saben lo importante que es contar con Máximo (Pérez Catán) en cualquier lugar del Gobierno», destacó ayer Arcioni en una rueda de prensa, recordaron que el ex intendente ya forma parte del Gobierno y «está colaborando de forma pemanente y es muy valioso».

«Puede ser», se limitó a responder el Gobernador cuando fue consultado sobre la posibilidad de contar con Pérez Catán al frente de una futura Secretaría General de la Gobernación. Cabe recordar que el actual ministro Coordinador, Sergio Mammarelli, pasaría a cumplir funciones como secretario Legal y Técnico en caso de prosperar las modificaciones a la Ley que incluye además la reducción de varios ministerios buscando reducir la estructura del Estado.

«UNA PERSONA MUY VALIOSA»
Destacó Arcioni sobre el ex intendente de Trelew que «el rol político lo ejerce día a día. El hace política desde que se levanta hasta que se acuesta y es un hombre de la política desde hace muchísimos años y es una persona muy valiosa». Consultado por EL CHUBUT el último fin de semana, el propio Pérez Catán eludió hacer referencia a la posibilidad de ocupar otro cargo dentro del Gabinete de Arcioni, sin desmentirla y dejando que sea el Gobernador quien maneje los tiempos para anunciarlo.

De todos modos, ya la semana pasada apareció acompañando a Arcioni en algunas reuniones y mostrándose con mayor protagonismo dentro de la gestión que requiere mejorar algunos contactos políticos. Y Pérez Catán es reconocido por su capacidad de diálogo, tanto en el sector legislativo como desde algunos gremios.