Los empresarios podrían iniciarle acción legal colectiva al Estado por deudas con proveedores

05 /08 / 2018

Existe mucho malestar y disconformismo por las demoras y las condiciones por las que se pagará a través de los bonos. El viernes durante el encuentro de la Federación Empresaria del Chubut se abordó el tema. Desde Economía afirman que los pagos comenzarían hacia fines de este mes.

Dentro del sector empresarial hay hartazgo, muchos están cansados de las vueltas que se están dando”. Las palabras pertenecen a un empresario de la zona pero refleja el pensamiento de muchos que ya están evaluando seguir por la vía legal el pago de las deudas del Estado con proveedores, que en algunos casos se arrastran desde 2015.

El malestar también se hizo sentir en la última reunión que se llevó a cabo en Rawson con la Federación Empresaria del Chubut. Muchos pusieron el grito en el cielo: “Todos tienen reglamentaciones distintas, además entrar dentro de los bonos que ofrece el Gobierno implica grandes pérdidas en relación a lo que nos deben. Es una comedia de enredos”, dijo otro de los dirigentes que participó de la cita del viernes por la tarde.

Desde la semana pasada el Gobierno Provincial a través del Ministerio de Economía y la Dirección General de Rentas comenzó con el relevamiento de la deuda que aún no está censada. Hasta ahora en el sistema se cuenta cargado un total acumulado de 600 millones de pesos. Sin embargo, la que aún no se registró sería mucho más abultada. Los mismos funcionarios aseguraron en declaraciones públicas que rondaría los 4.000 millones de pesos.

En el ministerio de Economía afirman que para mediados de la semana que comienza podría haber una idea más certera de la deuda que se fue cargando. Aunque la expectativa es muy optimista, teniendo en cuanta que el sistema de carga vía online y a través de las dependencias correspondientes comenzó a mediados de la semana pasada.

Los 600 millones ya avalados serán lo primero que se abonará, se estima para fines de este mes aseguran desde Economía. Eso se hará con la colocación de los bonos TICADEP. Luego se emitirán dos series de Títulos (A y B) para el resto de los proveedores. El período de gracia del capital será de 6 meses. Y la amortización para aquellos de tipo A, será en dos años con cuotas semestrales.
Serán cuatro desembolsos semestrales, que cada uno implicará un 25% de lo que se adeuda, pagaderas el mes 6, el mes 12, el 18 y el 24, desde la fecha de emisión.

En la Serie B, el plazo para el pago es de 30 meses, es decir 2 años y medio. Aquí entran las deudas más grandes y que tienen menor antigüedad.
Para el caso de los títulos se determinará una tasa de interés determinada y servirá como comprobante ratificado por el Estado Provincial y garantía de cobro. De no ser cumplidos los plazos de pago, el acreedor podrá exigir ante el Estado Provincial el canje del título por el valor de la deuda relevada. Resta ahora aguardar cuál será la reacción de los interesados.

El acuerdo sigue estando lejos y en el medio está la Ley de Emergencia Económica. La misma impide iniciar ejecuciones de juicios contra el Estado durante el tiempo que dure este contexto. Sin embargo, empresarios y comerciantes cuentan que ya para fines de este año terminará la emergencia y allí podrán cobrar sus deudas bajo el aval judicial con todos los intereses correspondientes y sin resignar dinero.

Muchos entienden que de aceptar los bonos, las diferencias con las deudas originales teniendo en cuenta el actual contexto económico, serían demoledoras y perjudiciales. Quizás haya una última oportunidad para negociar con las autoridades de Economía. Caso contrario se daría un escenario para el comienzo de una acción legal colectiva de parte del empresariado.

.