La Senadora Nacional Nancy González manifestó su preocupación por el Decreto del Poder Ejecutivo Nacional que eliminó el incremento por zona diferencial en las Asignaciones Familiares

27 /07 / 2018

Hace tan solo un par de días presenté un proyecto de Comunicación al Poder Ejecutivo solicitando información sobre el recorte de los subsidios a la energía que estaría planeando realizar el Presidente Mauricio Macri, profundizando de esta forma el ajuste en la región Patagónica.

Hoy, lamentablemente, nos encontramos con la publicación en el Boletín Oficial del Decreto N° 702/18 por el cual el Gobierno de Cambiemos decidió eliminar el beneficio por zona diferencial que percibían las familias de nuestra región en algunas de las Asignaciones Familiares.

Este decreto es una clara muestra de la falta de consideración y el desconocimiento de la realidad que el Gobierno Nacional tiene respecto de las familias que habitamos el sur de nuestro país.

El establecimiento de las zonas diferenciales, que implica un incremento en los montos de las asignaciones familiares que perciben los residentes de la región, tiene su razón de ser en que el costo de vida para quienes residen en la Patagonia es el más alto de todo el país. A partir de este decreto, algunas de las prestaciones de la seguridad social sufrirán un recorte de hasta el 50 %.

Considero que este decreto vulnera el principio de igualdad consagrado en el artículo 16 de nuestra Constitución Nacional porque está pensado con una mirada centralista y no con carácter federal.

Basta mirar los datos oficiales del INDEC para saber que absolutamente todos los productos que componen la canasta básica son más caros allí y que, además, en lo que va del año, la inflación para los patagónicos estuvo por encima del promedio nacional (16,8 entre diciembre y junio).

Al no tener en cuenta esta realidad, recortan y nivelan las asignaciones hacia abajo, logrando licuar el poder adquisitivo de las prestaciones de la seguridad social. Entonces un niño o niña de la Patagonia termina obteniendo, en términos reales, una cobertura menor a la de un niño o niña de, por ejemplo, la Ciudad de Buenos Aires, generando dos categorías distintas de ciudadanos con diferente protección por parte del Estado.

Creo que el Gobierno de Macri comete este tipo de “errores” porque analiza la realidad social como si fueran los balances de sus empresas, pero no tienen en consideración que las Asignaciones Familiares son derechos que tienen un fin protectorio y un carácter redistributivo, cuya razón de ser es garantizar la igualdad real de oportunidades a todos los habitantes de nuestro país.

Esta no es la primera vez que nos encontramos en esta situación, esta es otra de las tantas medidas que el Presidente Macri ha tomado en perjuicio de la región, lo cual nos demuestra que no se trata de un hecho aislado sino que, por el contrario, refleja una política de abandono del Gobierno Nacional hacia un sector de la población que se encuentra en situación de mayor vulnerabilidad.

El Gobierno Nacional avanza sin miramientos ni contemplaciones con su plan de ajuste, por eso yo creo que para los Patagónicos el gobierno nacional no debería llamarse “Cambiemos” sino “Empeoremos” porque cada una de las medidas que tomaron para nuestra región desde el 10 de diciembre del 2015 resultó en un empeoramiento de las condiciones y la calidad de vida de nuestra gente.

Desde mi lugar como Senadora y habitante de la Patagonia me comprometo a agotar todas las instancias institucionales para defender los intereses de la provincia y la región y evitar que nuestros vecinos sigan perdiendo derechos y cargando sobre sus espaldas las políticas de ajuste que propone el Presidente de la Nación.

.