Municipalidad de Puerto Madryn

entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

La definición será en el “Coliseo”

El “Aurinegro” cayó por 1 a 0 en Córdoba, ante Sportivo Belgrano. La revancha es el domingo en Madryn.

Madryn tiene todo a favor para dar vuelta la serie que por ahora pierde por la mínima diferencia, ya que en la definición del torneo está previsto que en caso de igualdad pase el que tenga mejor ubicación y eso favorece al conjunto portuario, con lo cual solo necesita ganar para estar en la siguiente ronda ya que no habrá extensión en caso de empate.

El “Depo” terminó de jugar ayer su partido y viajó directamente a Buenos Aires para concentrar en el predio de AFA y esperar el choque del miércoles a las 19:10 horas por Copa Argentina ante Gimnasia La Plata.

Hizo el gol

En una primera tapa extraña, donde Sportivo tuvo la pelota pero la visita la mayor cantidad de opciones de gol, el “verde” encontró la diferencia en su único disparo al arco, cuando Nievas Escobar sorprendió a Leguiza con un remate a la carrera que se metió junto a su palo derecho.

Antes y después, al equipo de Alberione le costó mucho acercarse al área rival, más allá de sus buenas intenciones en una cancha que presentó un combo especial: mal estado del campo de juego y mucho viento. Además, en defensa le costaba quedar bien parado en los contragolpes del equipo patagónico y eso le costó algunos sustos.

El partido comenzó en estado de alerta: tres llegadas del visitante en un par de minutos. En la tercera, Michelena quedó sentido y fue atendido fuera del campo de juego. Sportivo aprovechó la situación para pararse mejor y allí comenzó a manejar el balón y a tratar de manera infructuosa -salvo en el gol- de llegar con peligro al arco que da al centro de la ciudad.

La apuesta táctica fue buena. Nievas Escobar y Scaglia en la contención y Francia acompañado por López Macri y Müller en la creación. Sin embargo, a estos dos les costó mucho combinar con precisión y habilitarlo al solitario Aróstegui. En ocasiones parecía que la pelota les pesaba toneladas y no podían levantar un centro como para aspirar a un cabezazo del 9.

Pero no dejaron de insistir, intercambiando posiciones por momentos. Hasta que en el minuto 22 se encontraron en una combinación que derivó en el pase atrás para que Nievas Escobar decretara la apertura del marcador.

Luego del gol del “Colorado”, Sportivo no volvió a merodear el área de Leguiza. En parte porque su rival era molesto en la marca y en otra parte porque el juez Córdoba inclinó la cancha a favor del conjunto de Izquierdo, que reaccionó y comenzó a llegar más asiduamente con peligro.

A los 31’, en una contra, Piñero Da Silva lo buscó a Jonathan Rodríguez, que la bajó de pecho y la empalmó de volea, exigiendo a Aguiar a estirarse para enviarla al córner. Luego, Bona apareció solo en un tiro de esquina, pero cabeceó alto, tan alto como fue el remate de Torres antes de que llegara el descanso.

Mejora pero no lo liquida

Algunas condiciones mejoraron para Sportivo: Córdoba no pitó tanto en contra, el viento empezó a soplar a favor y el molesto de Piñero Da Silva quedó fuera de combate tras chocar con Aguiar. Pero el “verde”, que mejoró en cuanto a llegadas, no pudo estirar la ventaja para ir con una mayor tranquilidad a Madryn.

De arranque, Sportivo tuvo dos. Scaglia se inspiró y tras un buen eslalon remató de zurda, alto. Luego, una mala salida casi le cuesta a Leguiza una nueva caída de su valla. La pelota le quedó a Aróstegui, que se metió en el área y le entró “mordido” de zurda.

Deportivo Madryn mermó en su rendimiento, solo llegó con algunos intentos de larga distancia de Bona y pareció conformarse con la diferencia mínima a su contra.

La entrada de Poletto por Müller renovó el aire en Sportivo, que sin terminar de convencer por sus argumentos, se las arregló para crear algunas llegadas. El propio Poletto encontró mal parada a la defensa visitante y quedó mano a mano con Leguiza. Llegó tarde y con la pierna arriba, por eso se ganó la amarilla cuando tranquilamente pudo haber sido expulsión.

Ya corría tiempo de descuento y en las tribunas se respiraba clima de resignación. Francia habilitó magistralmente a Aróstegui, que no pudo con Leguiza en una jugada que puede marcar el destino de la serie.

Sportivo tuvo la actitud correcta, tomó la iniciativa y dominó en posesión del balón. Pero por otra parte mostró viejas falencias y careció de argumentos para llevarse una victoria más contundente. Deportivo Madryn lució como un equipo consolidado, que sabe a lo que juega y que tiene jugadores como para potenciar esta actuación cuando juegue en casa.

El “verde” hizo su parte, que era ganar, pero la sensación que queda rondando por Alberione es que se quedó corto en cuanto a la diferencia. El próximo domingo le espera un duro desafío para el que deberá esforzarse mucho si quiere seguir en carrera por el ascenso.

DIARIO JORNADA