entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

La crisis en el gabinete de Arcioni se llevó puestos a Meiszner y Otarola

El secretario general sería reemplazado por Ariel Molina y el Ministerio de Familia sería ocupado por Gustavo Hermida.

Una profunda crisis política se desató en el gabinete del gobernador Mariano Arcioni, con distintos protagonistas y actores de reparto que podrían estar asumiendo en los próximos días como ministros. Ayer por la mañana Andrés Meiszner dejó la renuncia indeclinable por escrito al gobernador como secretario general. Al mediodía también se confirmó la salida de Cecilia Torres Otárola del Ministerio de Familia. “Chechu” estuvo en el foco de la tormenta.

Así, Ariel Molina, quien hace un mes había llegado desde la Intendencia de Corcovado con licencia para ser asesor en Fontana 50, ya se estaba calzando el traje para asumir en Familia. Pero ante la renuncia de Meiszner, se le ofreció la Secretaría General de Gobierno. Asumiría en estos días.

Quien recaería en el Ministerio de Familia para cubrir el cargo que deja vacante Otarola sería Gustavo Hermida, el exintendente de Río Mayo que hasta ahora venía desempeñándose como subsecretario de Obras Públicas.

Las últimas horas fueron de extrema tensión. Todo se comenzó a gestar un día antes, durante la jornada del martes. Temprano en la mañana Arcioni puso al teléfono a Meiszner y le ordenó que echara a Otarola, envuelta en un escándalo que hoy se investiga a través del Ministerio Público Fiscal.

El ahora exsecretario general de Gobierno se reunió con Otárola, en un encuentro que no duró mucho, pero según lo que pudo reconstruir Jornada, se sacaron chispas. La exministra de Familia le pidió explicaciones a Meiszner sobre la decisión de desvincularla. El jefe del gabinete le detalló cuáles eran los motivos, pero la ministra se negó a dimitir sin antes hablar con el mandatario provincial.

La discusión fue subiendo de tono.Meiszner le echó en cara toda la causa judicial y cómo eso perjudicaba políticamente al Gobierno. Es que unos días atrás había accedido a información de primera mano de los expedientes de la investigación que está en manos del fiscal Omar Rodríguez y que marcarían que la situación de Otarola por la presunta “defraudación al Estado” estaba más que complicada.

“Sos una porquería” le habría dicho Otarola a Meiszner antes de abandonar la oficina”. A lo que el exsecretario general de Gobierno respondió, palabras más, palabras menos: “Decí lo que quieras, pero yo chorro como vos no soy”.

De allí Otarola se fue a hablar con Arcioni, perjurando qué nada tenía que ver con lo que ya ha tomado estado judicial. Esto llevó al mandatario a reevaluar la decisión sobre su desvinculación el mismo martes. Se lo comunicó a Meiszner por teléfono y la respuesta fue contundente: “Yo me voy”. La relación política quedó totalmente quebrada y ahora Meiszner volverá a la actividad privada, en el estudio jurídico que tiene en Trelew, o como abogado en el Sindicato de Empleados de Comercio que conduce Alfredo Béliz.

Luego de respaldar a Otarola y provocar la salida de Meiszner, ayer sorpresivamente se confirmó que la exdiputada provincial también deja el gabinete.

Desde adentro de Fontana 50, algunos marcaron que “quien debe dar las órdenes es el gobernador y después estamos todos atrás. Acá no tienen que primar los egos”. E interpretaron lo ocurrido con Meiszner como una “extorsión” hacia el propio Arcioni: “Es ella o yo”. Y en ese marco señalan que “el gobernador no va a aceptar ninguna interna, por eso es que se dan estos cambios, para los que por supuesto tienen un plan de cómo seguir”, decían a este diario desde el entorno del primer mandatario provincial.

Según pudo saber este diario, el vínculo del gobernador con Meiszner en términos políticos habría quedado totalmente partido. Y el accionar del gobernador fue interpretado como una “desautorización” de la que no se puede volver. Algunos se preguntaban ayer: “¿Con qué autoridad ahora alguien va a dar órdenes a los ministros o hablar con los diputados? Está todo dinamitado”.

Muchos intendentes y diputados se comunicaron ayer con el propio Meiszner para tratar de entender qué pasó. Aunque se fueron con pocas respuestas y muchas incógnitas sobre cómo será el reacomodamiento político en los próximos días.

Nuevo equipo

Por estas horas el gobernador se encontraba con gestiones en Buenos Aires realizando algunas negociaciones para la provincia. Y si bien los nombres del nuevo equipo de Gobierno ya están puestos, no hubo ninguna confirmación oficial.

Conducción del gabinete

Molina, que hace pocas semanas se tomó licencia como intendente de Corcovado para asumir un cargo dentro del Gabinete provincial, estuvo casi todo el día convencido de que era el elegido para el cargo de ministro de Familia y que sólo restaba que sea anunciado formalmente por el gobernador Arcioni.

Pero la dinámica política que se dio en el día de ayer lo llevó de mano derecha del ahora renunciado Andrés Meiszner, a ser quien lo reemplazaría en la conducción del gabinete provincial.

Aunque habrá que ver qué rol se le dará ahora a la Secretaría General de Gobierno: si buscará ser una virtual jefatura de gabinete como ocurrió recientemente, o si se volverá a un esquema más bien simbólico, con el paso casi inadvertido que tuvo Carlos Relly en dicho puesto.