Huichaqueo, imputada, advierte: “Tengo mucho para decir”

02 /10 / 2018

La principal imputada por el robo de alimento para perros aseguró que “no tengo nada para esconder” y se quejó por “el ensañamiento personal y político” contra ella y su familia. Por su parte, Marcelo Suárez reveló que la exministro y su pareja, Juan Gómez, retiraban cosas del depósito en Rawson.

Banquillo. En plena audiencia, Suárez camina por detrás de la exministro de Familia. Luego admitiría diferencias internas por el manejo.

Al finalizar la audiencia por la cual comenzó formalmente la investigación por el robo de 450 bolsas de alimento para perros, donadas durante la emergencia climática de Comodoro Rivadavia, una de las imputadas, la exministro de Familia Leticia Huichaqueo, rompió el silencio y sostuvo su inocencia. Se le imputa peculado en forma continuada junto a su pareja, Juan Carlos Gómez. Dijo que se puso a disposición de la Justicia y que confía plenamente en que la verdad va a salir a la luz. “No tengo absolutamente nada para esconder, todo lo contrario, sí mucho para decir”.

Huichaqueo adelantó que llegado el momento va a presentar todo como corresponde para que quede clara su situación y su actuar. “Este último tiempo se han escuchado muchas cosas y lo único que pido es que salga la verdad y que la Justicia responda como yo espero, porque no hice nada más que trabajar en la emergencia, estar donde la gente me necesitaba. El exgobernador Das Neves siempre asintió a cada una de las situaciones en las cuales yo estuve trabajando”, argumentó.

La ahora imputada también por la causa Royal Canin señaló que “me he sentido muy dañada y mi familia también. La que decidió hacer política fui yo, no mi familia, y este último tiempo siento que desde muchos medios hay un ensañamiento personal y político hacia mí”.

La exministro insistió con que “durante toda la emergencia lo único que he hecho es trabajar en el lugar donde se fueron dando las distintas situaciones que tuvieron que ver con la catástrofe. Siempre estuve en el terreno trabajando y viendo cuáles eran las necesidades de cada familia. En lo relacionado con la logística, el armado y desarmado había otros responsables”.

Huichaqueo recalcó que “si alguien cometió algún hecho que no correspondía durante toda la catástrofe, soy la primera que quiere saberlo”.

También habló el exsubsecretario de Desarrollo Social, Marcelo Suárez. Se mostró sorprendido por la imputación en su contra respecto a la desaparición de las bolsas de alimento para perros. “En todo lo que es el tema de donaciones no tenía injerencia, por más que tenía un cargo público; para las donaciones había otras personas afectadas para el control y la logística”, se defendió.

Suárez explicó que en el momento que ingresaron los camiones que venían de la Casa del Chubut en Capital Federal con las donaciones, “en ningún momento traían un remito con la descripción de la mercadería. Por lo menos así me constó cuando me enteré que había llegado, porque la gente descargando el camión se encontró con esa partida de alimentos. No había especificado ningún remito que deja el transporte que traía ese tipo de mercadería y si la misma tenía algún destino”. Suárez argumentó que para el manejo de donaciones había personas afectadas específicamente para hacer la logística.

Consultado por la afirmación del fiscal Héctor Iturrioz, que durante la audiencia dijo que según el testimonio del personal del depósito, el propio Juan Carlos Gómez, director general y pareja de la exministro Huichaqueo, iba hasta los galpones a retirar mercadería con una camioneta que habitualmente utilizaba, Suárez lo confirmó. El exsubsecretario respondió que él contaba con esa información por los dichos de los mismos empleados del depósito y recordó que fue uno de los motivos por los cuales tuvo grandes diferencias con la ministro Huichaqueo. “A nosotros nos contaron que obviamente los empleados al ver que caía la ministra o personal ligado directamente a ella como secretarios o directores generales, se le otorgaba lo que solicitaban. Y yo de eso me enteraba después por los dichos de los empleados, por lo que sí tenía conocimiento de esas cuestiones”.

Suárez también deslindó responsabilidades en relación a la compra de mercadería que se utilizó durante la emergencia, como los 300 colchones que aparecieron la semana pasada en un local comercial de Trelew. “Se me involucra pero en ningún momento desde mi Subsecretaría se realizaron las compras. Se hicieron a través de la Unidad del Gobernador y todo el operativo del proveedor o a quién lo compraban lo manejaban ellos”. Incluso afirmó que desconocía de la existencia de esa partida de colchones que se compraron mientras él era subsecretario de Desarrollo Social.

.