Municipalidad de Puerto Madryn

entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

«Es el mejor equipo que dirigí en mi vida»

El entrenador argentino Sergio Hernández reconoció que la actual selección es el «mejor» equipo que dirigió en su vida tras derrotar a Francia por 80-66 en Beijing y pasar a la final del Mundial de China.

«Este es el mejor equipo que dirigí en mi vida, no tenemos distracciones, tenemos jugadores en altísimo nivel, somos aplicados y valientes. Esta tarde dejamos a jugadores de alto nivel en poquísimos puntos y tal vez sea porque los nuestros también lo son. Esto con huevos solamente no se consigue», apuntó Hernández en una nota con TyC Sports.

«Estamos felices por nosotros y por todo. Poder aportarle felicidad a la gente en estos días que corren en el país es algo maravilloso», valoró.

El bahiense, que estará al frente en la tercera final albiceleste de la historia, reveló lo que charló con el astro Emanuel Ginóbili, presente en las tribunas del estadio de Pekín.

«Recién me fui a saludar con Manu, estaba exultante, no sé qué hiciste, no sé qué pasó acá, pero esto es increíble, porque no solo gana, sino que juega bien. No le dimos chance a Francia, me animaría a decir que es el mejor equipo que he dirigido en mi vida. No tenemos un segundo de distracción o concentración, cumplimos los planes a rajatabla», afirmó en declaraciones a TyC Sports.

Y, sobre lo que generó este equipo, explicó: «Sabíamos que la gente se enganchó muchísimo, había escuelas que iban a ver el partido y estamos súper felices por nosotros y por todos.

Tenemos un país maravilloso, un poco enquilombado, pero maravilloso».

Por su lado, Luis Scola, el capitán y el último jugador de la Generación Dorada en el seleccionado, destacó: «Aseguramos la medalla, es difícil de superar esto pero todavía queda un paso más para ver si somos campeones».

«Alguna gente me miraba con cara rara y me tildaron de loco porque dije que teníamos cosas del equipo de 1999, que sirvió como piedra fundacional de la Generación Dorada, pero lo veía de verdad. Después uno puede pronosticar y equivocarse porque nadie tiene la bola mágica», detalló también en una nota con TyC Sports.