Encontraron un cuerpo en la zona de búsqueda del pesquero desaparecido

10 /06 / 2018

La Prefectura confirmó que se encontró un cuerpo en la zona de búsqueda del pesquero Rigel, desaparecido esta madrugada a la altura de Rawson, e informó que no tenía chaleco salvavidas y que fue hallado por el buque “José Américo”, una de las embarcaciones afectadas a la búsqueda.

De acuerdo al comunicado de Prefectura, el cuerpo fue hallado por el pesquero “José Américo”, uno de los buques que participa de las tareas de rescate.El Juzgado Federal ordenó que el barco navegue con destino a Puerto Madryn. Se estima su arribo para las 3 AM del domingo. Además se encontró un sólo aro circular con identificación del barco hundido.

La fuerza informó también que “se encontraron salvavidas circulares con la inscripción del barco” y manchas oleosas en la zona donde se “había recibido el alerta del sistema de emergencia de posicionamiento global (EPIRB) y hallado la radiobaliza” del Rigel.

Diez barcos pesqueros que se encontraban en la zona participan del operativo para dar con el barco perdido, junto con un avión, dos helicópteros y los guardacostas “Prefecto Fique” y “Prefecto Derbes” que pertenecen a la Prefectura.

Además, se conocieron las identidades de los nueve tripulantes que viajaban a bordo del pesquero Rigel, que zarpó el último martes de Mar del Plata y envió esta madrugada una señal de socorro cuando estaba a la altura de Rawson.

Se trata del capitán Salvador Taliercio, el segundo patrón Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas Néstor Rodríguez, el auxiliar de máquinas Cristian Osorio y los marineros Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez, Pedro Mierez y Rodrigo Blanco, según consta en el despacho general de salida del buque emitido por la Agencia Marítima Smiriglio, al que accedió Télam.

La radiobaliza es un equipo de emisión de socorro con antena de unos 50 centímetros que tiene la posibilidad de flotar en forma independiente. Transmite un mensaje codificado para que el receptor sepa quien está transmitiendo, y también da información del país de origen, y la identificación del barco y posición si es que tiene GPS.

El buque de bandera argentina había zarpado del puerto de Mar del Plata el 5 de junio y su última posición reportada fue a 111 millas náuticas (alrededor de 200 kilómetros) al suroeste de la ciudad de Rawson, en Chubut.

En el momento de la última comunicación, las condiciones climáticas no eran buenas, con olas de cinco metros de altura y los vientos de 30 a 40 kilómetros por hora, según las fuentes.

Ante la falta de información, la Prefectura destacó al lugar de la emergencia un avión que patrulla el área con el apoyo de dos helicópteros y se encuentran navegando hacia allí los guardacostas Prefecto Fique (que estaba patrullando la Zona Económica Exclusiva) y Prefecto Derbes que zarpó desde Puerto Madryn, en Chubut.

El Rigel mide 27 metros de eslora (largo), 6,10 de manga (ancho) y 3,10 de puntal (alto) y su puerto de asiento es la ciudad bonaerense de Mar del Plata.

Se reaviva la tragedia de El Repunte

“No a los barcos chatarra como el Repunte”, publicaron en una red social familiares de pescadores del buque marplatense que hace un año se hundía en el Atlántico Sur con tres trabajadores muertos y siete desaparecidos, en la misma zona en que fue hallado hoy el cuerpo de un tripulante del Rigel.

Hoy, a poco de conocerse el hallazgo de un cuerpo en la zona de búsqueda, los familiares de las víctimas del Repunte y el submarino ARA San Juan, se reunieron para una foto conjunta que publicaron en Facebook junto a la leyenda: “Las familias del Repunte y del Ara San Juan unidas apoyando a las familias del Rigel”.

El 2 de junio, los familiares del Repunte habían denunciado también en Facebook: “A las autoridades y a la Prefectura les pedimos que este año, todos los barcos que salgan al sur a pescar langostinos, lo hagan en las condiciones de seguridad que tienen que tener”.

En aquella publicación agregaron: “No a los barcos chatarra como el Repunte”.

El Repunte, perteneciente a la empresa Ostramar, se hundió hace casi un año, el 17 de junio de 2017, a 80 kilómetros de las costas de Rawson, en medio de un temporal, mientras operaba en la pesca de langostino.

Sólo dos de los 12 tripulantes de la embarcación pudieron ser rescatados con vida, en tanto que los cuerpos de otros tres marineros fueron hallados en las horas posteriores al hundimiento.

Pese a un amplio operativo de búsqueda comandado por Prefectura Naval Argentina ante el siniestro, continúan desaparecidos el capitán, Gustavo Sánchez (de 47 años); José Omar Arias (41); Horacio Airala (68); Néstor Fabián Paganini (44); Claudio Marcelo Islas (48); Isaac Cabanchik (35); y Fabián Samite (31). Los cuerpos encontrados fueron los de José Ricardo Homs (57), Silvano Luis Coppola (59) y Jorge Luis Gaddi (47).

Las familias del Repunte consideraron que el barco nunca debió haber salido del puerto marplatense.

En Facebook, Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes del ARA San Juan, también se sumó al reclamo y, junto a una foto del Rigel, escribió: “Esperemos que se encuentren bien. Ni un hundimiento más”.

.