“El nexo indispensable entre la educación, el trabajo y la inclusión es eje central en la gestión del gobernador Martín Buzzi”

21 /11 / 2015

Lo dijo el ministro Rubén Zárate ayer en Comodoro, donde escuelas de Nivel Secundario realizaron una innovadora muestra de proyectos productivos. Más de 25 establecimientos expusieron algunos de los proyectos productivos, educativos y sociales que los estudiantes llevan adelante a lo largo del año como parte del nuevo diseño curricular que vincula los saberes a la práctica concreta orientada al mundo del trabajo. “Esta es una muestra de la aplicación efectiva del nuevo diseño curricular de Nivel Secundario que se ha aprobado el año pasado y comenzó a implementarse este año con muy buenos resultados”, agregó Zárate.

Se realizó ayer viernes en Comodoro Rivadavia la Muestra de Producciones de la que participaron más de 25 escuelas de la ciudad, de Nivel Secundario, técnicas y de adultos. Los alumnos elegidos por cada establecimiento para representarlos expusieron el proyecto trabajado y sus implicancias, tanto pedagógicas como orientadas al campo laboral.

La exposición de los productos y proyectos elaborados por estudiantes de escuelas secundarias con distintas orientaciones se realizó en el Centro Cultural de Comodoro Rivadavia. Allí se expusieron desde pantallas manejadas por lápices ópticos hasta dispensers de comida para perros, con proyectos y elementos elaborados íntegramente por los estudiantes, como también distintos emprendimientos textiles y gastronómicos con su correspondiente plan de negocios y productos a la vista.

El ministro de Educación del Chubut, Rubén Zárate, señalo que “los productos de la muestra establecen una clara relación entre educación y trabajo, y también ha habido grupos que trabajan con la ciencia y la tecnología”, en ambos casos sobre la base del nuevo diseño curricular de Nivel Secundario que apunta a generar vinculaciones concretas entre los saberes y el mundo del trabajo, y también a incorpora áreas de experimentación y laboratorios de ciencias. En relación con esto último, Zarate señaló que “tiene que ver con una materia nueva que tiene carácter experimental”.

“En cada caso, lo más importante es que tienen un tipo de práctica especial y particular que el diseño curricular exige”, remarcó, enfatizando que “esta es una muestra de la aplicación efectiva del nuevo diseño curricular de Nivel Secundario que se ha aprobado el año pasado y comenzó a implementarse este año con muy buenos resultados”.

Zárate recordó que “este nexo indispensable entre la educación y el trabajo es eje central en la gestión del gobernador Martín Buzzi. Incluso creamos la Subsecretaría de Educación, Trabajo e Inclusión, que no existía, y hemos desarrollado iniciativas en el Nivel Secundario especialmente, junto con la formación de carácter científica y tecnológica”.

Remarcó que “todo lo que tiene que ver con el emprendedorismo y con el vínculo de lo que aprenden en la escuela con el mundo del trabajo”, apuntando que “los chicos hacen un proyecto y en cada una de las terminalidades educativas tienen que presentarlo, sean aspectos técnicos o proyectos sociales”.

Asimismo sostuvo que “los chicos se prenden muy rápido en las lógicas educativas que estamos implementando en el Nivel Secundario en la provincia”, y destacó “el esfuerzo muy importante que vienen haciendo los docentes, y que ha cambiado significativos en la educación”.

Una formación integral

Por su parte, la subsecretaria de Educación, Trabajo e Inclusión, Diana Rearte, recordó que su área fue justamente pensada “para que los alumnos y lo que habla la escuela pueda ser articulado al mundo del trabajo”, y señaló que este es uno de los ejes de la nueva Ley de Educación.

Al respecto aclaró que no debe entenderse esta articulación entre educación y trabajo “para acceder a un empleo determinado” como capacitación específica, sino “una formación integral”, y mencionó que en la muestra participaron escuelas de adultos con proyectos claramente orientados al emprendedorismo, como también escuelas secundarias “con proyectos productivos y sociales”.

“Es muy importante pensar la escuela en contexto, y no para el contexto”, remarcó, y explicó que esto significa “poner a todos los estudiantes en acción, y esa acción se genera también porque ellos tienen ganas de hacer y ese hacer se transfiere en un conocimiento”.

.