Municipalidad de Puerto Madryn

entreslineas.com

Periodismo de verdad. Información en tres líneas

El ministro Garzonio quiere pagar los sueldos antes del inicio de las clases

El pago podría ser desdoblado. El extitular de la cartera, Pablo Oca, se sumará a su equipo al igual que el contador Luis Tarrío.

Si bien el contador Alejandro Garzonio recién el lunes asume como ministro de Economía, esta semana ha concretando una serie de reuniones con el gabinete provincial.

Ayer estuvo con el gobernador Mariano Arcioni, el ministro coordinador Sergio Mammarelli y el actual titular de Economía, Pablo Oca. Participó Luis Tarrío, quien ocupó diversos cargos públicos durante las gestiones anteriores de Mario Das Neves.
El contador, quien ya fue ministro en la primera gobernación de Das Neves, no quiso adelantar ni fechas ni el modo en que se van a pagar los sueldos a los empleados públicos. “Hasta ahora se pagó el día 10 o el 12 del mes. La intención es pagar antes de que comiencen las clases pero esperemos estar sentados dentro del Ministerio, con los números en la mano, armando los flujos de caja financiera que corresponde. El mandato del gobernador es que la gente empiece las clases con dinero en sus bolsillos”, afirmó.

Una posibilidad es abonar los salarios en forma desdoblada. Garzonio no lo descartó y dijo que se analizará. “Tal vez por escala pero habrá que ver la disponibilidad financiera. Estamos en una situación muy compleja, las finanzas están complicadas”.

Un expediente pendiente de aprobación en Legislatura es el proyecto de la nueva Ley de Emergencia. Garzonio consideró que si bien “el proyecto lo leí, la emergencia no hace falta que esté en una ley, es la realidad económica de la provincia de todos, no solo del empleado público”.

En cuanto al equipo que lo acompañará, Garzonio adelantó que están con Tarrío y que “vamos a seguir recuperando algunos jugadores que nos acompañaron hasta 2007. Ya le propusimos a Oca que continúe así que, seguramente continuará”. Sobre la función específica de Tarrío, Garzonio lo calificó como un líbero: “Va a jugar suelto por toda la cancha”.

“En forma individual no puedo trabajar, por eso hablamos de trabajar en equipo en distintas medidas y propuestas. Lo primero y más importante que notamos y lo veíamos desde afuera, es que la Provincia reconoció su situación financiera muy compleja. Es el primer síntoma que hay que tomar, a partir de ahí cuáles serían las medidas para recuperar la situación financiera de Chubut que tuvo hace unos años”.

Si bien reconoció que “recién estamos accediendo a los números reales”, explicó que “tenemos ideas y propuestas para encarar esta situación y esa es la causa por la cual estamos aceptando el cargo”.

“Decidí volver porque me convocó, tuvimos varias charlas, me gustó el desafío de trabajar en un equipo con políticas articuladas con el Banco del Chubut, con el Instituto de Seguridad Social, no quedarte circunscripto en el Ministerio a pagar sueldos o renegociar deuda, es decir tener políticas bastante activas a través de los instrumentos a disposición. Con el Banco del Chubut, volver a la situación que teníamos manejando el Ministerio, con reuniones permanentes con los sectores que tienen relación directa con las finanzas del Chubut”.

Oriundo de Esquel, el futuro ministro reconoció la intención de “aportar” acompañando al gobernador Arcioni. “Soy peronista de toda la vida. Cuando tuve la oportunidad de desarrollar mi actividad al servicio de la comunidad. Estaban dadas las condiciones, me gustó el desafío y me pareció interesante. Primero debo tomar conocimiento pleno de la situación con los números en la mano, trabajar en la renegociación de los pasivos de la provincia y en la optimización del recurso”.
Según graficó, “estuve alejado del ruido de Rawson pero en política seguí participando, fui concejal, tengo contacto con compañeros del justicialismo y decidí volver porque me convocó el gobernador”.

Según dijo a “Nos sobran los motivos” (La Cien Punto Uno), planteó la necesidad de estrategias colectivas. “Debemos tener políticas articuladas y no quedar circunscripto a pagar sueldos o renegociar deudas, es decir, tener políticas bastante activas”. Por último admitió que el Pacto Fiscal es un “gesto necesario” con el Gobierno nacional de cara a futuras negociaciones.