Ejercicios de memoria antes de las elecciones

21 /10 / 2015

La imagen que acompaña esta nota en realidad no pertenece a Quino (si en lo que hace a la autoría de la célebre Mafalda) ya que nunca apareció al menos oficialmente, pero está circulando fuertemente en las redes sociales y señala con claridad lo que debemos tener al momento de definir nuestro voto en los comicios de los que nos separan apenas horas: memoria.

PLANO NACIONAL
Es dable entender que no todo el mundo compartirá la ideología de un sector, pero también es preciso tener en cuenta que muchos rechazan este modelo que lleva adelante Cristina Fernández de Kirchner, porque los afecta directamente.
Aquellos que tuvieron que ponerse en regla, dejar de especular; poner a su empleado en blanco; entre tantas otras cosas, obviamente que estará en contra. Pero hay datos incontratables que deben ser tenidos en cuenta; desde la repatriación de cientos de científicos que había emigrado; los dos satélites argentinos hoy en órbita; las miles de obras a lo largo y ancho del país; el desendeudamiento ante organismos multilaterales; la consolidación de derechos y la ampliación de otros nuevos como el matrimonio igualitario; la asignación universal por hijo y los programas Progresar; Conectar Igualdad; Procreauto; etc. así como la recuperación de la dignidad como Nación; es algo indiscutible.
Tal vez se podría haber hecho más, o quizá mejor incluso.
Pero lo cierto es que se hizo.
Después de la tremenda crisis del 2001, se volvió a creer. Por eso, teniendo memoria, se debe pensar seriamente quién marca una continuidad de este proyecto y quien pretende volver al pasado.

PLANO PROVINCIAL
Aquí la lectura posee otros aditamentos. Así como a la soberbia de Carlos Maestro le continuó la franqueza de José Luis Lizurume; al autoritarismo de Mario Das Neves le ha seguido el aire democratizador de Martín Buzzi.
Pero también hay que tener memoria. Das Neves pareciera que hizo mucho; sin embargo en su gran mayoría los fondos eran nacionales (Planes Federales Iy II de Viviendas, Promeba, Promevi; 900 Escuelas, etc.) y los fondos provinciales fueron utilizados en el sueño personalista del actual diputado nacional por el Pach, referente de Chusoto y que se dice peronista, Mario Das Neves.
Los gremios estatales estuvieron virtualmente silenciados durante sus ocho años de gestión; los docentes fueron reprimidos; reprimida fue la Uocra en la Ruta Provincial Nº 2 y reprimido el Somu en Rawson.
Madryn sufrió en el 2005 una fuerte crisis pesquera que quebró a la ciudad y sin embargo, Das Neves, entonces gobernador, brilló por su ausencia.
Habla que si accede a la gobernación nuevamente Madryn tendrá lo que se merece en materia de fondos, pero nada hizo en sus dos gestiones para corregir el atraso que en la materia tiene la ciudad.
Enojado con Eliceche porque recibió a Néstor Kirchner, mostró su lado más violento para con Madryn y hoy habla del destrato de Buzzi hacia los madrynenses. Fue Das Neves quien le indicó a su entonces Secretario de Infraestructura Alejandro Pagani –que ahora aparece elaborando proyectos como si hubiese nacido de un repollo) que le transmitiese a Mateo Suárez de la Uocra que “para Madryn no había obras”. Todo por su enojo con Néstor Kirchner quien había dicho una verdad manifiesta: “Mario se equivoca, no habrá otro Presidente patagónico por mucho tiempo”.
Buzzi trajo aires renovados para la política y, por suerte, democracia sin autoritarismo. Se puede disentir sin ser perseguido. Parece poco tal vez, pero es una enormidad porque mucha gente perdió el miedo.
Con presupuestos ajustados por dos años debido al endeudamiento que generó Das Neves, en los dos años siguientes Buzzi dio un giro a su administración y se puso de cara a la gente. Programas como Casa Abierta permiten que el vecino común hable con cualquier funcionario eliminando todas las barreras burocráticas. Programa que ya dijo Das Neves que en caso de ser electo, se caería. Habla esto de dedocraciay no democracia.
Son sólo ejemplos; pero marcan que a nivel provincial, también hay que tener memoria.

PLANO LOCAL
Tal vez, para quienes vivimos en Puerto Madryn; el más importante.
Si bien hay varios candidatos, todo marca que habrá una fuerte polarización. Pero no entre Brown y Madryn como pretenden formular algunos, sino entre dos modelos diferentes: el de la inoperancia representado por Ricardo Sastre y el de la ejecutividad, que representa Carlos Eliceche.
Sastre desde que asumió se rodeó de obsecuentes que han imitado a la perfección aquel viejo cuento del comerciante que le vendió al rey una tela imaginaria, éste apareció desnudo en público creyendo que estaba vestido con hermosos ropajes y todos sus cortesanos alababan la calidad de las prendas que portaba hasta que alguien del pueblo le señaló al triste mandatario que en realidad estaba desnudo.
Nadie le pudo o se animó a mostrar que erraba en forma permanente su andar.
Se victimizó; habló de una deuda de 30 millones de pesos; todo era culpa de la gestión anterior y no hizo nada a excepción hecha de malvender cinco (CINCO!!!) veces un mismo macizo de tierras; endeudarse hasta la coronilla –en realidad no él, sino cada uno de nosotros que conformamos el pueblo madrynense-; hacer ingresar gente a mansalva al Municipio; no realizar ninguna obra en serio a tal punto que hasta el pintado de los cordones cuneta se concretó con fondos provinciales. Incrementó el gasto político creando cargos y más cargos. Destruyó programas como la Colonia de Vacaciones de la Muni que pasó a ser apenas de 21 días y dos de cada cinco jornadas los pequeños van a la playa, que era el objetivo del programa. Puso en marcha un nefasto programa de persecución política a los empleados municipales, beneficiando a los arribistas de siempre y destruyendo la carrera administrativa del empleado municipal. Pasó meses sin pagar los sueldos en término. No gestionó obras. Ningún balance de su gestión está aprobado por el Tribunal de Cuentas de la provincia. Y por desgracia es apenas una parte ínfima del arrasador paso de Sastre por la comuna.
La otra cara de la moneda es el ex Intendente, que a pesar del paso del tiempo, aún puede exhibir su gestión.
No hablemos de las obras que se ejecutaron con fondos provinciales o nacionales, que de todas formas debían gestionarse; sino de lo concretado con fondos propios como los tres Planes Bienales de la pequeña y mediana obra pública; la inteligencia de sumar al sector privado y del trabajo organizado para llevar adelante dos nuevos maternos; las cuentas claras que mes a mes se daban a conocer; programas como Al agua Madryn con 600 pibes de barrios periféricos yendo a un natatorio o El gabinete va a los barrios; la adquisición de maquinaria y camiones para posicionar un área devastada como Servicios Públicos; los recitales gratuitos en la costa o la Fiesta del Cordero; la difusión permanente de la ciudad a través de eventos como peleas por títulos internacionales de boxeo o la llegada de la Camerata Bariloche o el Simposio Internacional de Coros.
También es apenas una muestra.
El domingo, los madrynenses, debemos optar; elegir; decidir, entre la improvisación o el crecimiento; entre la ganancia de unos pocos o el bienestar del conjunto.
Se debe también, tener memoria.
Y otros aspectos que no son menores.
También tenemos la posibilidad de sentar en el Senado de la Nación a una hija de la ciudad, como Nancy González, que demostró con holgura en la Cámara de Diputados su capacidad y además su probidad en cada cargo que le tocó en suerte desarrollar, desde la dirección de un Hogar de ancianos hasta una Secretaría de Acción Social que se basó en la promoción y no en el asistencialismo.
Y por último, tener en cuenta que si bien hay quienes se autoproclaman como lo nuevo en política, siguen existiendo ídolos con pies de barro y en Madryn, como gustan señalar algunos, nos conocemos todos. Cada voto que se diluya será en definitiva un voto más para Sastre.
Por eso, cuando el domingo ingresemos al cuarto oscuro; cuando estemos solos frente a nosotros mismos; sin presiones; sin egoísmos; al momento de llevar a la práctica ese hermoso momento de la democracia; pensemos en el preámbulo de nuestra Constitución Nacional “con el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general , y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino: invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia” y no nos equivocaremos. Si tenemos memoria…

.