Cisterna será examinado por médicos y un empresario podrá salir a trabajar

31 /05 / 2018

El exjefe de gabinete sufre un grave cuadro cardíaco y de hipertensión. Si los informes lo favorecen podría gozar de prisión domiciliaria. Juan Salaberry tendrá permiso especial para seguir en la conducción de su empresa. Para el resto de los imputados no hubo cambios. Esteban Torraca quiere declarar.

Luego de dos audiencias de revisión por el Operativo Revelación, los jueces José García y Mirta Moreno decidieron que el exministro de Economía, Pablo Oca, seguirá en prisión preventiva durante seis meses, igual que el empresario Patricio Musante.

Lo mismo sucederá con Víctor Cisterna, quien sin embargo será revisado por el Cuerpo Médico Forense. Es que sufre cuadros agudos de hipertensión y cardíacos. Según resulte del informe, podría ser derivado a prisión domiciliaria si es que se considera que la cárcel común lo pone en riesgo.

El empresario de Comodoro Rivadavia, Esteban Torraca, seguirá en prisión domiciliaria por tres meses, al igual que su colega de Rawson, Daniel Russo.

En tanto, Juan Ignacio Salaberry también seguirá con domiciliaria por el mismo lapso, pero tendrá permiso para salir a trabajar bajo control policial, debido a la situación de su empresa, de la cual depende su familia. Por último, Juan Carlos Villegas, de Trelew, seguirá en libertad luego de que los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz no pidieran medidas de coerción para él en el momento procesal adecuado. Los defensores habían pedido el arresto domiciliario para Cisterna y Musante. Y en el caso de Oca, su abogado Fabián Gabalachis ofreció que se le colocara una tobillera electrónica. Todos coincidieron con que sus clientes ya no están en condiciones de entorpecer la investigación o de fugarse.

“Evidencias de magnitud”

Gabalachis incluso arriesgó que la resonante causa “se va a caer a pedazos”. Interpretó, según el parte de prensa del Ministerio Público Fiscal, que la calificación de asociación ilícita que conlleva una pena de efectivo cumplimiento y la prisión preventiva “es una extorsión para mandarles un mensaje a otras personas que en el futuro también pueden llegar a ser procesadas”.

Nápoli refutó que “veremos si esta causa se cae, porque tiene una solvencia superlativa y evidencias de tal magnitud que sostienen nuestra hipótesis”. El fiscal se comprometió a que si el avance de la causa lo demuestra y lo permite, la UA admitirá que se alivien las situaciones personales que corresponda.

Para el caso de Russo y Salaberry, ambos jueces rechazaron el pedido de los defensores de reducir su prisión a un mes.

El tratamiento de la situación de los siete imputados –de un total de 11 detenidos- demandó varias horas, a tal punto que las últimas resoluciones se tomaron avanzada la tarde de este miércoles en la sala de audiencias del Superior Tribunal de Justicia en Rawson.

Primero se revisó la situación procesal de Villegas y Torraca. El viernes el juez Sergio Piñeda había dispuesto la libertad para el primero y el arresto domiciliario para el segundo. Desde la Unidad Anticorrupción, Nápoli e Iturrioz pidieron endurecer esa medida.

Torraca fue defendido por los abogados Santiago Pedrozo y Fernando Iglesias, ambos de Comodoro; Villegas, por el penalista de Trelew, Emilio Galende.

En su resolución los jueces Moreno y García coincidieron en que “los representantes del Ministerio Público Fiscal equivocaron el camino porque reconocieron que producto del cansancio de la maratónica audiencia nada dijeron de Villegas respecto de medida coercitiva alguna”.

Respecto de Torraca, el defensor Iglesias criticó que se use la figura de la asociación ilícita para fundamentar una prisión preventiva.

Se refirió al arraigo de su cliente y su actitud permanente de colaborar con el proceso. En este escenario anticipó que el empresario tiene intención de declarar. Pero en su resolución los jueces revisores decidieron que continúe sometido a proceso con la modalidad de arresto domiciliario.

En diálogo con la prensa, Galende admitió que “me preocupa sobremanera” que el cardiólogo de cabecera de Cisterna, Ignacio “Turi” Hernández aún no haya podido examinarlo en la cárcel. Por eso su pedido de que el exjefe de gabinete logre el arresto domiciliario para “estar menos en riesgo”.

“Todos están pasando un momento complicado y si querían lograr el escarnio público, lo han logrado –graficó-. Las condiciones de detención son paupérrimas para ellos y para cualquier detenido, sabemos los problemas de la Provincia con el tema carcelario y los problemas de seguridad”.

Silencios

El penalista describió que Torraca llegó a Rawson en un patrullero desde Comodoro. “Todo este desgaste con los detenidos es innecesario. Se puede optimizar y todos los operadores debemos tratar de hacerlo, ¿para qué los queremos con Policía custodiando la puerta si no se van a ir a ningún lado?”. Galende reconoció el buen trato de los jefes de cada centro de detención. “No nos obstaculizaron para nada”.

-¿Alguno de sus defendidos declarará?
-No y menos en estas condiciones, en las que cualquier frase se interpreta en contra del imputado, cuando el Derecho habla totalmente de lo contrario. Si considero que tengo que hacer alguna presentación, la haré por escrito.

.