Campaña por la inclusión electoral 2015

24 /10 / 2015

El INADI, representado por su Interventor, Pedro Mouratian y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, representada por el Subsecretario de Promoción de Derechos Humanos, Carlos Pisoni, acompañan y adhieren a la Campaña informativa sobre el derecho a voto de las personas migrantes a cargo del Programa para la Promoción y el Fortalecimiento de los Derechos de los Migrantes, Refugiados y Apátridas (PROMIRA) del Ministerio de Justicia de la Nación, bajo la Coordinación de la Dra. Adriana Alfonso.
La campaña se enmarca en las políticas de construcción de mayores estándares de ciudadanía que nuestro país viene llevando adelante desde el año 2003, entendiendo a la inclusión como único motor para el desarrollo. En materia migratoria, la Argentina cuenta con una legislación ejemplar y pionera que entiende la acción de migrar como un derecho humano inalienable y esencial y que concibe a las personas migrantes como sujetos de derecho, en igualdad de condiciones con los y las ciudadanos y ciudadanas del país, sin importar su situación o estatus migratorio.
Las personas migrantes están habilitadas a votar de acuerdo con las previsiones de las Constituciones y leyes electorales de cada jurisdicción. Así, en provincias como Buenos Aires, Córdoba, La Rioja y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pueden elegir gobernador y gobernadora, vice, jefe o jefa de Gobierno, legisladores y legisladoras provinciales, intendentes e intendentas y concejales y concejalas; y en la mayoría de las provincias restantes pueden hacerlo para las categorías de intendentes e intendentas y concejales y concejalas.
Si bien la campaña procura dar a conocer el derecho a votar de manera federal, en el caso de la provincia de Buenos Aires, el empadronamiento es automático, es decir, cuando la persona migrante recibe su DNI, ya se encuentra facultada y obligada a votar. Esto es así tanto para residentes permanentes como para temporarios y temporarias. En la mencionada jurisdicción se encuentran empadronadas unas 570 mil personas migrantes, este dato da cuenta de lo importante de la misión de dar a conocer este valioso derecho que tanto representa para una sociedad democrática como la nuestra y con una historia en la que el derecho a la participación se ha ido constituyendo como un valor fundamental.
Como parte de la campaña de difusión, PROMIRA envió más de 30.000 cartas informativas a personas migrantes empadronadas en territorio bonaerense, se pidió a la Junta Provincial Electoral que se exima de pagar la multa que corresponde a los migrantes que no pudieron votar, y también se suscribió un acuerdo de cooperación con la Dirección Nacional de Migraciones para dar toda la información necesaria a quienes se acercan a sus oficinas.
En el mismo sentido, se involucró a otras instituciones y organizaciones en esta campaña informativa, como la Unión de Obreros de la Construcción (el 35% de los trabajadores afiliados son extranjeros), a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y a diferentes ONGs vinculadas con la materia y a colectividades.
Asimismo, con la intervención de la Dirección de Asuntos Consulares de nuestra Cancillería, se mantuvieron reuniones con los Cónsules del Estado Plurinacional de Bolivia, la República del Perú y la República del Paraguay, y se envió por correo electrónico nota a todas las representaciones Consulares con asiento en Buenos Aires para difundir la campaña.
Acompañamos por medio de este comunicado la decisión del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación de generar acciones tendientes a la difusión de toda información atinente al derecho al voto de las personas migrantes y creemos firmemente que dichas acciones se constituyen por tanto como herramientas concretas para la inclusión efectiva de todos y todas y cada uno y una de los y las habitantes de nuestro país. La campaña de PROMIRA a la que estamos contribuye firmemente a enriquecer la perspectiva de respeto por la diversidad y fortalecimiento de la ciudadanía cimentada en la no discriminación y en la defensa irrestricta de los derechos humanos.

.