Boca camino al peor arranque de su historia en torneos cortos

11 /03 / 2013

El Xeneize de Carlos Bianchi no levanta cabeza y con el empate ante Atlético Rafaela por la quinta fecha del Torneo Inicial sumó una nueva desilusión que lo acerca al peor arranque de su historia.

Boca no encuentra el rumbo, la llegada de Carlos Bianchi no consiguió revertir el mal desempeño del equipo que arrastraba desde la era de Julio César Falcioni, ni siquiera la vuelta de Juan Román Riquelme consiguió cambiarle la cara al Xeneize que se acerca peligrosamente al peor arranque de su historia en torneos cortos.

Para encontrar el peor comienzo del conjunto de la Ribera en torneos cortos hay que remontarse al Clausura 2010 en la que el equipo, bajo el mando de Abel Alves, consiguió apenas un triunfo en las primeras ocho fechas y culminó como la peor campaña de la historia del club en torneos cortos con apenas 20 puntos.

Bianchi se enfrenta con una situación impensada, el Virrey comenzó el Torneo Final con una victoria (ante Quilmes), dos empates (ante Tigre y Atlético Rafaela) y dos derrotas (All Boys, Unión). En la Copa Libertadores el arranque tampoco fue auspicioso: cayó ante Toluca, superó a Barcelona de Guayaquil y perdió ante Nacional en La Bombonera.

Pero la “maldición” en los inicios de ciclo para los técnicos Xeneizes no es nueva, luego de que Carlos Ischia dejara el cargo tras el título en el Apertura 2008, Basile comenzó el Apertura 2009 con 5 puntos sobre 18 y terminó dejando su cargo en la pretemporada siguiente tras la caída ante River en Mar del Plata.

Al Coco lo sucedió Abel Alvez quien protagonizó el peor arranque en la historia del club, sacó 7 puntos sobre 18 y dejó el cargo en la fecha 13. Llegó Claudio Borghi, quien venía de coronarse campeón con Argentinos Juniors, pero tampoco logró revertir esta constante: también consiguió 7 puntos sobre 18 y dejó el club tras perder con River en la fecha 14.

Luego comenzó la era Falcioni, quien tuvo un comienzo para el olvido en el Clausura 2011, el equipo consiguió apenas 4 de los primeros 18 puntos y finalizó con los justo. En el Apertura fue otra la historia, el equipo se coronó campeón invicto y dejó atrás el mal arranque, pero ahora Bianchi parece haber sido afectado por esta “maldición” que aqueja al Xeneize en los comienzos de nuevos ciclos.

El Virrey pidió paciencia tras la caída ante Nacional pero los resultados no ayudan, el entrenador tiene espalda de sobra para sostener un arranque para el olvido ya que los hinchas confían en su capacidad para revertir esta mala situación, pero las comparaciones con el equipo del 2010 son inevitables y da la sensación que el técnico más ganador en la historia del club tendrá que luchar por evitar terminar con la peor campaña en la historia del club.

.