Ampliarán red que controla la calidad del aire en Madryn

26 /03 / 2013

Desde provincia y municipio se trabaja en conjunto para elaborar un protocolo de operación y mantenimiento de la red de monitoreo de fluoruro en aire en la zona urbana para la estandarización y seguimiento de las acciones que llevan adelante ambas instituciones.

En el marco de estas gestiones, el subsecretario de Gestión Ambiental de la provincia, Ariel Gamboa y la titular de la Secretaría de Ecología y Protección Ambiental de Madryn, Laura Pagani, se reunieron con el objetivo de que este protocolo sea una herramienta para asegurar la calidad en la obtención y tratamiento de los datos generados.

Tal como informó el subsecretario Gamboa, “se busca el objetivo inmediato de ampliar la red de monitoreo de fluoruro en aire, con cuatro gabinetes más de los cuales dos se encuentran actualmente ubicados e instalados sin funcionamiento, en el Centro de Salud Ruca Calil, barrio Presidente Perón sobre la calle Guillermo Zarlach, entre Albarracín y España y Centro de Salud Ramón Carrillo, barrio Sur en Azcuénaga y M.A.Zar”, agregando que “los otros dos lugares propuestos por la Secretaría de Ambiente son el Puesto 204, frente al aeropuerto y el Parque Ecológico El Doradillo, los cuales una vez instalados los gabinetes nuevos se pondrán en funcionamiento al mismo tiempo.”

Según Gamboa, “desde hace tiempo estamos dedicados al monitoreo de la calidad de aire de Madryn, principalmente en los niveles de flúor, por lo que en esta oportunidad nos juntamos para coordinar las acciones de muestreo y mantenimiento de los gabinetes de monitoreo existentes y los que vamos a instalar, siguiendo las directivas del gobernador Martín Buzzi en cuanto a fortalecer el trabajo con los municipios”.

Hoy se trabaja con tres gabinetes ubicados en la zona de la comisaría, el Muelle y la Municipalidad, que forman parte de la red de Monitoreo del Ion Fluoruro en Aire, de la Dirección del Laboratorio del Ministerio de Ambiente que son monitoreados y controlados por personal de la Secretaría de Ecología y Protección Ambiental del municipio, con la asistencia técnica, provisión agua destilada y otros insumos, por personal del Laboratorio Ambiental.

Los gabinetes constan de un filtro de aire para que no ingrese polvo al circuito, dos probetas graduadas de plástico, en las cuales se coloca la misma cantidad de agua, un medidor de gas y una motobomba eléctrica, que produce un sistema de absorción en el circuito, haciendo burbujear por unos filtros especiales dispuestos dentro de las probetas, donde por el paso de 1 metro cúbico en 24 horas y un burbujeo continuo, queda depositada o absorbido el Gas de Fluoruro de Hidrógeno en el agua. Luego, la muestra se lleva al laboratorio para su análisis cuantitativo; se toman las lecturas y se realizan los análisis.

.