Aluar prestará a la Justicia de Chubut importante equipo para pericias balísticas

05 /10 / 2018

La empresa de aluminio Aluar prestará un equipo de última tecnología para que la Fiscalía realice pericias balísticas

La empresa de aluminio Aluar le prestará un equipo de última tecnología para que la Fiscalía realice pericias balísticas. El convenio lo firmaron hoy el Procurador General de Chubut, Jorge Luis Miquelarena, y el Gerente de Relaciones Industriales de Aluar, Juan Carlos Mamani, con la presencia del intendente Ricardo Sastre y el jefe de los fiscales de Madryn, Daniel Báez.

El equipo electrónico se utilizará para pericias que se realicen de toda la provincia del Chubut. “La celeridad que requiere la política criminal contemporánea, hace necesario contar con sistemas modernos para la dilucidación de sus investigaciones. Aluar ha decidido colaborar en este aspecto, poniendo a disposición del Ministerio Público Fiscal un Microscopio Electrónico de Barrido (MEB, por sus siglas) que se encuentra en su planta industrial para la realización de distintas pericias criminales”, explicó Miquelarena y agregó que “el convenio será por un año y podrá ser renovado. A su vez, las pericias serán realizadas por Licenciados en Criminalística de la División de Policía Científica”.

MEB: QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE

El Microscopio Electrónico de Barrido (MEB) es un equipo de última tecnología a través del cual se pueden observar y caracterizar distintos materiales, y permiten alcanzar amplificaciones mayores que los microscopios ópticos.

Dentro de los usos judiciales sirve para realizar un barrido electrónico de pólvora. “Es un examen químico para encontrar residuos de un disparo en la piel o en la ropa. Allí se pueden encontrar varios elementos, que son parte del fulminante del cartucho, que hace que la bala salga, y determinan si una persona realizó un disparo de un arma de fuego”, explicaron desde la Fiscalía.

“Cuando uno aprieta el gatillo, el gatillo mueve un percutor y ese percutor impacta en la parte de atrás de la bala. Eso hace que el fulminante encienda la pólvora que está dentro de la munición y esa deflagración, o sea esa explosión de la pólvora, hace que el proyectil sea expulsado hacia adelante. Pero hay muchos de los productos de la combustión que salen hacia atrás y que dejan rastros”, explicó la funcionaria de fiscalía Ivana Berazategui. “Los rastros de un disparo se depositan en las cercanías del arma, como es la mano que accionó el arma. Esos rastros son, en principio, remanentes de la combustión, tanto del fulminante como de la pólvora”.

.