¿Cuántas personas trabajan en el Municipio?

contra

A partir de un comunicado enviado via mail, se señalaba que “Desde la Dirección General de Recursos Humanos se informa a todo el personal -excepto personal del Corralón Municipal- que el próximo lunes 25 de marzo, a las 8.30 horas se llevará a cabo la firma de todos los contratos del personal en las instalaciones del Bingo Municipal – Belgrano 585. Por favor, informar a todo el personal a cargo para que se acerque a firmar.” fue dable apreciar en la mañana de hoy una importante cantidad de personas que obviamente se dieron cita en ese lugar. Sobre todo a primera hora cuando se generó una larga cola que recorría gran parte de ese salón y si bien posteriormente disminuyó la afluencia de empleados, varias decenas de ellos firmaron esta mañana sus respectivos contratos.
Resulta interesante aquí recordar que la actual Carta Orgánica, en su artículo 219 establece que “La planta de personal municipal se conforma de un estamento escalafonado hasta el cargo de director/a de carácter permanente que no puede superar en cantidad el uno coma cinco por ciento (1,5 %) del último padrón electoral vigente” y atendiendo a que los datos del referido padrón habla de  53.498 personas (27.088 hombres y 26.410 mujeres), la cuenta rápidamente indica que la planta permanente NO puede superar las 802 personas.
Agrega la Carta Orgánica “Artículo 220. Los/as agentes contratados/as no pueden superar el diez por ciento (10%) de la planta permanente del personal municipal. Los contratos sólo pueden hacerse por temporada para tareas específicas o en situaciones de emergencia. Los mismos no pueden tener una duración mayor a los seis meses, ni pueden renovarse, salvo acuerdo del Concejo Deliberante que lo autorice por un período igual o menor al original. Quedan exceptuados/as los/as empleados/as municipales pertenecientes a organismos descentralizados, a empresas mixtas, profesionales y técnicos/as de educación, salud, servicios y programas sociales y quienes se encuentren en Leyes de municipalización de escuelas y hospitales”. Es decir (sencilla nuevamente la cuenta) no podría haber más de 80/81 empleados contratados. Acotando más adelante la norma de referencia (Art. 221) “En caso de que los límites de la planta de personal especificados en el artículo anterior se viesen superados, quedará prohibida toda nueva incorporación hasta recuperar la proporción adecuada, lo que se analizará con el tratamiento de cada Presupuesto”.
Ante la larga cola observada en la mañana de hoy surge con manifiesta evidencia que se incumple con los preceptos de la Carta Orgánica, desde principio a fin aún sin poder conocerse a ciencia cierta cuál es la cantidad real de personas que trabajan en relación de dependencia de la comuna madrynense en la actual gestión más allá del promocionado censo de empleados municipales que nunca tuvo una divulgación completa. Y se señala personas en relación de dependencia habida cuenta que una versión habla de decenas de monotributistas (por ejemplo casi un centenar en Desarrollo Comunitario) que en la práctica se desempeñan como empleados municipales bajo paraguas como de diversos programas como el Pil (Programa de Inclusión Laboral), entre otros.
Este tema sería tratado este miércoles en el Concejo Deliberante ya que los expedientes para aprobación de renovación de contratos está para su análisis en el seno del cuerpo y si bien algunos ediles no dudarían en levantar sus manos, otros plantearían nuevamente sus dudas sobre el accionar del Ejecutivo en esta materia que ha transformado al Estado Municipal en una bolsa de empleo que es soportado por todos los contribuyentes.
Otra parte incumplida de la Carta Orgánica es la que indica que (arts. 222 y siguientes) “El régimen laboral del/la trabajador/a municipal deberá regularse por medio de un Convenio Colectivo de Trabajo. Se reconoce al Estatuto del/la Trabajador/a Municipal vigente establecido mediante Ordenanza como base para la Negociación Colectiva. El convenio Colectivo de Trabajadores/as Municipales deberá contener disposiciones que regulen expresamente el derecho de estabilidad del/la trabajador/a municipal y los demás derechos conferidos a los/as trabajadores/as públicos/as por la Constitución Provincial, Constitución Nacional y la legislación laboral vigente”. Nada de esto se ha cumplido y aún los empleados municipales aguardan el comienzo de las negociaciones para saber, por ejemplo, si habrá algún aumento en sus remuneraciones y si llegarán a trabajar seis horas por jornada como otros municipios chubutenses, entre otros puntos.

.